Problemas de pareja tras la llegada del bebé ¿Cómo solucionarlos?

Recién nacido

Sin duda la llegada de un bebé al hogar es una experiencia muy gratificante, el hecho de formar una familia y tener al fin a nuestro deseado hijo con nosotros, prepararnos para darle lo mejor, etc puede hacernos muy felices, pero también pueden surgir problemas… En concreto hablamos de los problemas de pareja que aparecen justo tras la llegada del bebé ¿A qué se deben y cómo podemos solucionarlos?.

Es frecuente que tras tener un hijo (sobre todo si es el primero) se empiecen a tener problemas en la pareja. Uno de los motivos más comunes suele ser la depresión postparto, que puede afectar tanto a la mujer como al hombre. Otro motivo muy común es el cansancio o la dificultad para adaptarse al cambio de vida.

Tengamos en cuenta que antes de ser padres disponíamos de todo nuestro tiempo libre para nosotros, para hacer lo que queríamos y organizarlo según nuestras preferencias, en cambio ahora hay que organizarse en torno a las necesidades del bebé y a menudo necesita que le dediquemos todo nuestro tiempo, impidiendo que descansemos adecuadamente o que podamos dedicarnos un ratito.

¿Cómo podemos hacer frente a todo esto?. Lo mejor es que exista paciencia, comprensión y cooperación entre la pareja, de lo contrario será más complicado que no surjan discusiones. Algunos puntos a tener en cuenta pueden ser:

  • Hacerse turnos para levantarse por la noche a atender al bebé, así no será siempre la misma persona la que interrumpa su descanso.
  • Si has optado por la lactancia materna evidentemente el punto anterior no te servirá, en este caso una buena opción es el colecho, al menos durante los 2-3 primeros meses del bebé para que puedas recuperarte.
  • Repartir las tareas del hogar siempre que sea posible, es decir, si intentar que tu pareja limpie los platos te va a costar más discusiones que no intentarlo olvida el tema, reserva tu energía para otras cosas y relájate. Si llegas a todo está bien, sino déjalo para otro momento. Sé que suena mal pero en estos momentos es mejor no añadirte más cosas, si quieres intentarlo al menos espera a habituarte al ritmo del bebé y a estar más descansada, de lo contrario acabarás agotada y de un humor horrible.
  • Pedir ayuda a tus familiares y amistades si lo necesitas, ellos podrán echarte una mano en casa o quedarse un par de horas con el bebé para que tú puedas descansar y ponerte al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *