Problemas que afectan el rendimiento escolar infantil

problemas escolares

Si bien los trastornos del aprendizaje y otros déficits de habilidades se asocian más comúnmente con una falta de interés en la escuela, existen otros diagnósticos comunes que se manifiestan afectando el rendimiento escolar infantil. A continuación vamos a comentarte algunos de ellos.

Tdah

Después de los trastornos del aprendizaje, el TDAH es probablemente la causa más común de retraso de los niños en la escuela. La combinación de energía, impaciencia, impulsividad y distracción puede hacer que sea increíblemente difícil para un niño con TDAH funcionar en un aula típica.

Los niños con TDAH pueden encontrar la escuela particularmente desafiante porque a menudo se pierden las señales y la información que es importante para que les vaya bien. También pueden estar recibiendo mucha atención negativa de los maestros porque su comportamiento puede ser perjudicial, y eso puede resultar en que estén menos motivados para aprender.

Ansiedad

La ansiedad de separación puede hacer que un niño se distraiga o incluso se niegue a asistir a la escuela porque está muy preocupado de que algo pueda pasar cuando está lejos de sus padres. El problema también podría ser la ansiedad social, donde interactuar con sus compañeros de clase y maestros hace que un niño esté tan preocupado que preferiría saltarse la clase que participar en un pequeño grupo de trabajo, o nunca levantar la mano.

Los niños con ansiedad generalizada también se preocupan por lo académico, y pueden estar tan estresados por su trabajo perfecto que simplemente se rinden porque sienten que no es lo suficientemente bueno.

Depresión

Uno de los síntomas clave de la depresión es un interés reducido en actividades que alguna vez interesaron a un niño. Si hubo una vez en que tu hijo se sintió estimulado por la escuela, y el nuevo desinterés se combina con otros síntomas como irritabilidad o tristeza, es posible que esté sufriendo de depresión.

TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

De la misma manera que la ansiedad puede evitar que un niño se concentre en clase, el TOC también puede convertirse en una barrera para su aprendizaje. Los niños con TOC podrían estar tan preocupados por cometer un error que sienten la necesidad de releer todo o borrar y reescribir su tarea una y otra vez hasta que sea perfecta. Incluso pueden sentir que su escritorio está contaminado, y pasan tanto tiempo preocupándose por eso que no son conscientes de lo que está sucediendo en clase. Pueden desarrollar obsesiones y rituales que pueden interferir con su trabajo escolar y hacer que parezca que tienen muy pocas ganas de aprender.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.