Productos que las madres deben evitar durante el primer trimestre de embarazo

Productos que las madres deben evitar durante el primer trimestre de embarazo

Durante el primer trimestre de embarazo, las mamás deben evitar ciertos cosméticos y productos de limpieza, así como determinados medicamentos, para proteger el cerebro del feto en desarrollo de los productos químicos que pueden desencadenar el autismo. Así lo aconsejan los investigadores de la salud de la Universidad de York.

“Los productos que utilizamos a diario, como cremas y cosméticos, contienen sustancias químicas que podrían afectar al feto durante el embarazo”, dice la profesor aDorota Crawford, de la Escuela de Kinesiología y Ciencias de la Salud de la Facultad de Salud de la Universidad de York. La lista es larga, e incluye disolventes de limpieza, pesticidas, medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ácido acetilsalicílico o el misoprostol (un medicamento utilizado para inducir el parto), bisfenilos policlorados utilizados como lubricantes industriales, polibromodefeniléteres encontrados en madera y textiles, ftalatos presentes en los suelos de PVC, juguetes y cosméticos y lociones.

Los investigadores han publicado un informe que explica el tipo de producto químico al que una mujer embarazada se expone, la duración, la frecuencia y el nivel de concentración necesarios para que influyan en un cerebro en desarrollo en la etapa prenatal.

“Recomendamos que las mujeres aprendan sobre los fectos en la salud de la exposición a sustancias químicas en el medio ambiente”, explican los investigadores.

Según los investigadores, el desarrollo cerebral prenatal sufre cambios constantes y su funcionamiento normal depende en gran medida de la presencia de genes específicos en un momento dado. Dado que los factores ambientales influyen en los niveles de expresión de estos genes críticos, es importante para una mujer embarazada  tener en cuenta  la exposición a estos factores y ser prudente.

Este artículo en cuestión titulado La exposición prenatal a los factores ambientales comunes afecta a los lípidos cerebrales y aumenta el riesgo de desarrollar trastornos del espectro autista, fue publicado recientemente en la revista European Journal of Neuroscience. Los autores resumen la investigación sobre los agentes ambientales que pueden afectar al nivel de mediadores lipídicos importantes, como la prostaglandina E2 o PGE2 existente. Esta molécula que se encuentra naturalmente en el cerebro es importante en la regulación de la expresión de genes esenciales requeridos para el desarrollo temprano del cerebro y su adecuada función.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *