Propósitos familiares para año nuevo

Uno de los propósitos familiares para el año nuevo, es pasar más tiempo con aquellos familiares que se ven menos.

Tras despedir el año, comienza una nueva etapa. Se inician doce meses que suelen idealizarse con una serie de propósitos. Los propósitos que cada uno piensa para sí pueden ser de diferente índole. Vamos a centrarnos en esta ocasión en algunos esos propósitos familiares que suelen intentarse.

Año nuevo

Las fiestas navideñas están cargadas de días de celebración. Finalizada la celebración del 31 de diciembre donde se dice adiós al año presente y a los acontecimientos acaecidos en él. Por norma general se echa la vista atrás para recordar lo vivido y se hace un balance. El año nuevo empieza y en él hay que trabajar. Cada uno piensa en el modo de afrontar otro periodo.

En este modo de encarar otro año es habitual componer un listado mental o escrito de propósitos a cumplir. Los más recurrentes son: anotarse a un gimnasio para reducir los kilos de más, dejar de fumar, aprobar alguna asignatura que se resiste o aprender algún idioma. El año nuevo da nuevas oportunidades y ofrece tiempo para emplearlo como convenga y sea necesario.

Listado de propósitos familiares

Pasar más tiempo con la familia

Dedicar más momentos a los seres queridos y estar más en casa es algo que la mayoría de las personas consideran muy necesario. Hoy en días las obligaciones dominan la vida personal, pero eso no puede significar sacrificar la parte emocional. En ocasiones es difícil compaginar la vida laboral y la familiar, pero poner de uno mismo para lograrlo es ya una intención muy loable.

No enfadarse tanto por las tareas del hogar

Mejorar el humor suele demandarse por muchos familiares hacia alguno de sus miembros. Cuando se está sometido al estrés diario, hay que trabajar dentro y fuera de casa, y en ocasiones no se recibe toda la ayuda necesaria, puede ser habitual enfadarse por cosas cotidianas. Llegar a casa y ver que no hay el orden deseado o todavía hay tareas del hogar sin realizar puede desembocar en enfados y riñas con la pareja y los hijos. Es normal que todos los miembros de la familia ayuden en las tareas del hogar, no obstante no merece tanta importancia, ni pasar un mal rato por algo que puede hablarse y solucionarse antes o después.

Practicar más deporte y llevar una vida sana

Proponerse lograr más tiempo para compartirlo con los seres más queridos y pasar momentos agradables con ellos, beneficiará a todos.

Algún miembro de la familia puede tener el suficiente interés y voluntad de cuidar su dieta, alimentación, salud física haciendo deporte… Sin embargo lo más productivo es inculcarlo a toda la familia. Comer juntos, preparar la comida entre todos, incluso ver lo que se compra y el nivel nutricional repercutirá en la salud física y mental de todos los miembros de la familia. Prescindir lo máximo posible de la comida basura, fritos, bollería y precocinados, es el mejor ejemplo para los niños. Llevar un menú de cinco comidas al día y practicar ejercicio es sin duda de los mejores propósitos para el año nuevo.

Reírse más y perdonarse

La convivencia es difícil, cuadrar horarios y momentos juntos con actividades y ocio familiar puede resultar casi imposible. No obstante, tras buscar momentos para pasar tiempo juntos, hay que hacer cosas divertidas y que agraden a todos. Debe intentarse que las discusiones sean poco frecuentes y las risas constantes. Priorizar y comprender qué es lo verdaderamente importante, permitirá que los enfados terminen rápido o se reduzcan. Pasar rápido al perdón dará mayor felicidad y estabilidad familiar.

Visitar a familiares y amigos

Pasar más tiempo con familiares y amigos a los que se ve menos, aporta valores de generosidad, empatía, tolerancia o solidaridad. Preocuparse por el bienestar y los problemas de otros seres queridos y pasar momentos de diversión, permite desconectar y repartir afecto. Las obligaciones diarias obstaculizan llevar relaciones más cercanas, pero si existen momentos donde poder demostrar el cariño hacia esas personas y apoyarles, entonces la conexión se fortalecerá.

Viajar más

Viajar aporta conocimientos y esto suma cultura. Dentro de las posibilidades de cada uno, viajar por placer es realmente gratificante. Que los niños y la familia conozcan otros lugares, sus costumbres, el modo de actuar padres con hijos, la escasez de recursos o la opulencia…, permite a todos valorar y comprender la suerte que se tiene. Ponerse en el lugar del otro y descubrir la cultura de otros países enriquece a todos los niveles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.