Pros y contras de la anestesia epidural

La anestesia epidural se ha extendido entre las mujeres que van a dar a luz en los últimos años en nuestro país. Se estima que cerca del 90% de las mujeres la solicitan. Si estás embarazada es importante que tengas toda la información posible para tomar la decisión que mejor te convenga. Veamos cuales son los pros y contras de la anestesia epidural.

¿Qué es la anestesia epidural?

Consiste en un anestésico local que interrumpe la transmisión nerviosa de la sensación de dolor. A través una punción lumbar se introduce un anestésico local con un catéter para aplicar la anestesia. Para poder ponerse es necesario que el proceso de parto ya haya empezado, y tengamos una dilatación de entre 3-4 centímetros de mínimo y hasta 8 centímetros de máximo. A partir de 8 centímetros hay más riesgos que beneficios por lo que no se indicada para más dilatación. Es el anestesista el que valora si se puede y si la madre está preparada.

Es muy común entre mujeres que van a parir ya que permite un parto sin dolor. Tiene una duración de aproximadamente 2 horas, que puede ampliarse si el parto se alarga o reducirse si se desea cuando se acerca el nacimiento.

¿A quién se le puede poner?

A las futuras madres que son mayores de edad, que han dado su consentimiento y que no tienen ninguna contraindicación. No puede ponerse si hay alguna infección de la piel en la zona de la punción (para no arrastrarla hacia dentro), algunas cardiopatías y alteraciones cerebrales, hemorragia intensa o alteraciones de la coagulación.

¿Cuáles son las pros de la anestesia epidural?

Sus beneficios son muy tentadores a la hora de decidir si poner o no anestesia epidural durante el parto. Veamos cuales son.

  • Alivia los dolores de parto casi por completo, estando consciente en todo momento y sin afectar ni a la mamá ni al bebé.
  • Al no soportar el dolor, se está más descansada para el momento en el que llegue el bebé.
  • Nos permite participar activamente durante el parto.
  • Se elimina la ansiedad y el miedo de la madre ante la expectativa del dolor del parto.
  • Elimina el esfuerzo que tiene que hacer tu corazón durante el parto, por lo que puedes respirar mejor. Esto mejora el suministro de oxígeno a tu bebé.

¿Cuáles son los contras de la anestesia epidural?

Como todas las anestesias tiene sus riesgos, sobre todo si no se administra bien. Veamos cuáles son sus desventajas.

  • Será un parto manipulado médicamente desde el inicio.
  • Puede provocar bajada de tensión arterial, que puede provocar mareos y náuseas, y que la frecuencia cardíaca del bebé se reduzca. Por eso hay que monitorizar muy bien a ambos.
  • Al no sentir las contracciones se reduce la capacidad de la madre para empujar. Tendrá que ser guiada con la matrona para saber cuándo tiene que hacerlo.
  • El parto suele ralentizarse con la anestesia epidural.
  • Incrementa la necesidad de usar instrumentos para el parto como fórceps, espátulas o ventosas.

Posibles efectos secundarios

La anestesia epidural es bastante segura y fácil de poner. Pero como todo medicamente puede tener algunos efectos secundarios. Veamos cuales puedes ser:

  • Aumenta el riesgo de tener lumbalgia y en ocasiones también calambres, picores y temblores de piernas.
  • Puede ocasionar dolores de cabeza intensos y escalofríos como efecto secundario. Se recomendable beber mucha agua y quedarse tumbada todo el tiempo posible.
  • Posible dolor en la zona del pinchazo.
  • Infección en la punción. Es muy raro que se produzca, ya que la aguja debe estar adecuadamente desinfectada.
  • Puede afectar a tu vejiga, y que tengan que ponerte una sonda.

Ya tienes toda la información necesaria para poder decidir si quieres que te administren o no la anestesia epidural durante el parto. Te lo preguntarán durante el embarazo y el anestesista te hará las pruebas oportunas para saber si es posible ponértela. Hasta que llegue el momento del parto no se sabrá si podrán ponértela o no. Dependerá de muchos factores.

Porque recuerda…si tienes cualquier duda consulta con tu médico.


Un comentario, deja el tuyo

  1.   Silvia dijo

    Es un poco vergonzoso que digas que la anestesia epidural es “bastante fácil de poner” y que “Para poder ponerse es necesario que el proceso de parto ya haya empezado, y tengamos una dilatación de entre 3-4 centímetros de mínimo y hasta 8 centímetros de máximo.” cuando ninguna de las dos afirmaciones es verdad.
    En lugar de escribir un artículo de escaso rigor científico y veracidad más que dudosa, deberías remitirlos a sus profesionales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.