Protección a la maternidad en el ámbito laboral

Protección maternidad

Si hablábamos ayer sobre los permisos retribuidos por maternidad y paternidad, hoy me gustaría ampliar el tema, puesto que se quedaron aspectos importantes sin tratar. Por ejemplo, desde la última Reforma Laboral en 2012, los trabajadores con hijos a cargo pueden disfrutar reducción de jornada hasta los 12 años del hijo pequeño.

Esta jornada se puede reducir entre 1/8 y 1/2, motivará una disminución del sueldo en proporcionalidad al tiempo reducido; es un derecho de tipo individual, así que tanto el papá como la mamá pueden ejercerlo. Se puede elegir el horario a reducir, siempre que hablemos de la jornada ordinaria de trabajo (no es posible trasladar la petición a un horario que no se realiza); el convenio colectivo tiene la clave, en cualquier caso.

Como sabéis, además de las reducciones de jornada, se pueden solicitar excedencias por cuidado de hijo, de hasta tres años, no importando que se trate de hijos biológicos o adoptados. A la trabajadora o trabajador se le reserva el puesto de trabajo, y aunque no se abona el salario, el tiempo cuenta como cotizado; no es obligatorio que se disfrute continuadamente.

Protección frente al riesgo para el embarazo / lactancia

En este sentido la última Reforma no cambió nada, salvo que el empresario deberá demostrar que un despido es por causas distintas al embarazo (de lo contrario se considera nulo). Lo que ocurre es que a una embarazada implicada en un ERE, es posible despedirla con 20 días, por la facilidad en los despidos colectivos.

Por otro lado, la mujer gestante o que amamanta, sometida a procedimientos o condiciones laborales de riesgo, está en su derecho de solicitar valoración al servicio de prevención de riesgos laborales. La empresa tiene obligación de cambiar condiciones de trabajo; de no ser así, la trabajadora deberá ser incorporada a un puesto de igual categoría libre de riesgos.

En el último caso, si se da la situación inexistencia de puestos compatibles, se suspende el contrato debido al riesgo, y los costes de la prestación serán abonados por la Mútua de Accidentes de Trabajo o Instituto de Seguridad Social, hasta los 9 meses de edad del bebé.

Y hasta aquí esta información sobre protección de embarazo y lactancia en nuestro país. Si lo deseas, de forma complementaria, puedes leer este post sobre extracción de leche en el trabajo.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *