Protección solar en niños; consejos para disfrutar del sol sin riesgos

Con la llegada del verano, pasamos muchas más horas al aire libre y expuestos a la radiación solar. Tomar el sol es muy agradable e incluso beneficioso cuando se hace con precaución. La luz solar es una fuente importante de vitamina D, imprescindible para un correcto desarrollo de los huesos. Además, ayuda a mejorar el estado de ánimo y la energía.

Sin embargo, la radiación solar también puede conllevar riesgos si no se toman las precauciones adecuadas. Tomar el sol en exceso puede producir quemaduras y reacciones cutáneas, insolaciones, cataratas y pterigiones oculares, manchas y envejecimiento prematuro. El sol es además, la principal causa de cáncer de piel, cuya incidencia ha aumentado en los últimos años debido a la disminución de la capa de ozono.

¿Qué debes saber a la hora de exponer a tus hijos al sol?

  • La piel tiene memoria, es decir que el daño producido por la exposición inadecuada y las quemaduras es acumulativo e irreversible. Sus consecuencias pueden aparecer al cabo de varios años.
  • Cada persona tiene un “capital solar”. Esto es un máximo de radiación solar que admite nuestra piel a lo largo de la vida. Cuando este capital se agota, las células ya no tienen capacidad para recuperarse de los daños producidos por el sol. Se calcula que la mayoría de la población lo ha agotado antes de cumplir los 21 años.
  • La piel de los niños es mucho más sensible y su capacidad de producir melanina es menos que la de los adultos. Además, pasan muchas más horas expuestos al sol ya que en verano juegan más al aire libre.
  • Nunca debes exponer directamente al sol a un niño menor de un año.
  • Evita las horas centrales del día, cuando la radiación es más intensa. Procura mantener a tus hijos a la sombra entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde.
  • No olvides que en los días nublados también pasa la radiación solar.
  • Toma precauciones aunque estés a la sombra. Algunas superficies como el agua o la arena reflejan el sol.
  • Recuerda proteger a tus hijos siempre, no solo a la hora de ir a la playa o a la montaña.
  • Utiliza un fotoprotector adecuado, junto con otras medidas de protección como gorros, gafas de sol y camisetas de protección solar.

¿Cómo usar el fotoprotector de manera óptima?

A la hora de elegir una crema solar es importante tener en cuenta la edad y el fototipo al que corresponde la piel.

  • En fototipos I y II, piel muy clara, pelo pelirrojo o rubio y ojos claros, debes elegir factores elevados (50+).
  • Para el fototipo III, piel clara, pelo castaño o rubio oscuro y ojos marrones o grises, es necesario utilizar factores entre 30 y 50.
  • En fototipo IV, piel y pelo oscuros, puedes elegir factores entre 15 y 30.
  • Para menores de 3 años el factor nunca debe ser de menos de 30.
  • Los bebés nunca deben ser expuestos directamente al sol, pero en caso de no poder evitarlo utiliza siempre cremas de protección 50 y con filtros físicos.
  • Utiliza siempre fotoprotectores pediátricos. Son más resistentes a agua y al roce. además cumplen con todas las exigencias y normativas para proteger la delicada piel de los niños.
  • Busca siempre cremas resistentes al agua y que protejan tanto de la radiación UVB como de la UVA.
  • Si tu hijo tiene dermatitis atópica, piel reactiva, cicatrices recientes u otras lesiones cutáneas, utiliza filtros físicos.
  • Aplica la crema 30 minutos antes de la exposición solar y renueva la aplicación cada 2 horas o después de cada baño. 
  • Sé generosa con la crema. Aplica una capa abundante y repártela bien sobre todas las zonas del cuerpo.
  • Recuerda que los protectores solares sirven para proteger la piel, pero no son una excusa para permanecer más tiempo expuestos al sol.

No olvides tomar tú también precauciones para cuidar tu piel. Somos el modelo a seguir por nuestros hijos, por lo tanto, si quieres que adquieran unos buenos hábitos solares desde la infancia, debes predicar con el ejemplo. 


Categorías

Salud

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.