Proteger la piel del bebé

Piel del bebé

La piel del bebé no le permite defenderse adecuadamente frente a los agentes externos. En el recién nacido, la epidermis (capa más externa de la piel) contiene muy pocos melanocitos, que son las células encargadas de la pigmentación.

Esto explica por qué la piel del bebé es blanca y muy sensible a los rayos solares. Deberás ofrecerle una buena protección diaria al menos hasta el año de edad, luego podrás aplicársela solo cuando vaya a exponerse al sol directamente.

Utiliza productos adecuados

Cuando se le aplican productos al bebé, su concentración en el cuerpo es más importante que en los adultos. Por tanto, existe mayor riesgo de toxicidad si el producto no es el adecuado o si contiene sustancias químicas nocivas o alcohol.

A esto se le suma que las  glándulas sudoríparas y sebáceas del bebé aún no cumplen su función de manera eficaz. Con el tiempo madura y es capaz de crear una película protectora, pero de momento necesita nuestra ayuda.

A partir de aquí nace la importancia de mantener el Ph adecuado en la piel del bebé, que le ayuda a luchar contra el desarrollo de los microorganismos. Además de esto, las glándulas sudoríparas, aún inmaduras en el bebé, se concentran en las palmas de las manos, los pies y la cabeza. Por lo tanto el bebé regula mal la temperatura y constantemente sufre de mucho calor o mucho frío. Elegirle la ropa adecuada le ayudará a solucionar este problema.

Foto: Hogar y familia


Categorías

Cuidados

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *