¿Puede influir el estrés en la infancia en la fertilidad femenina?

¿Puede influir el estrés en la infancia en la fertilidad femenina?

¿Puede el estrés vivido durante la infancia afectar realmente a la fertilidad de la mujer? Una nueva investigación propone una respuesta muy interesa. Esta investigación examina el mecanismo por el que las experiencias adversas en la infancia impactan sobre la fertilidad femenina.

Los investigadores exploran la hipótesis de que las experiencias negativas en la infancia puede provocar irregularidades en el ciclo menstrual y, por lo tanto, afectar a la fertilidad. Esta hipótesis se relaciona con la teoría de la historia de vida, que habla de equilibrar la preservación de la salud propia y el hecho de tener crías que sobreviven para reproducirse. Es un punto de vista muy interesante que merece la pena conocer. No obstante, tampoco hay que generalizar.

En el artículo Experiencias de eventos infantiles adversas, problemas de fertilidad y características del ciclo menstrual, publicado en el Journal of Psychosomatic Obstetrics & Gynecology, los autores explorar la hipótesis de que las experiencias negativas en la infancia puede resultar en irregularidades del ciclo menstrual y que, por lo tanto, afectan la fertilidad. Los autores consideran la teoría de que “los factores de estrés de la vida temprana pueden predisponer a un individuo a suprimir de forma adaptativa la fertilidad cuando las situaciones son menos que óptimas, dando lugar a períodos de dificultades de fertilidad, incluso después de los nacimientos anteriores”. 

El estudio examinó los datos de 774 mujeres en edad reproductiva, 195 de los cuales estaban embarazadas. Se analizaron las dificultades de fertilidad, irregularidades del ciclo menstrual y las experiencias adversas en la infancia, a través de diversas entrevistas personales y cuestionarios.

Después de su investigación, el equipo llegó a la conclusión de que las mujeres que habían experimentado acontecimientos negativos a una edad temprana, como abuso, negligencia, disfunción de la casa o el abuso de sustancias de los padres, eran más propensos a tener problemas de fertilidad y a experimenar  ausencias de la menstruación que duran tres meses o más, y también necesitaron más tiempo para quedar embarazadas. Su investigación también sugiere que ciertos eventos dañinos en la infancia pueden tener potencialmente  un mayor impacto sobre la fertilidad que otros.

En cualquier caso, si quieres quedarte embarazada y te está costando un poco, no dejes de leer el artículo Las 10 mejores maneras de aumentar la fertilidad.


Un comentario

  1.   Carolina dijo

    Existe una correlación entre las mujeres con buenos hábitos de ejercicio y la fertilidad saludable.
    El yoga es un buen equilibrio de movimiento físico, la respiración y la relajación

    ===>>> http://comoquedarembarazadanaturalmente.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *