¿Puede ir un niño a la sauna? ¿A partir de que edad?

La sauna no es aconsejable para todo el mundo. Seas adulto o lleves a tus niños hay una serie de precauciones que debes tomar. En general deben abstenerse de tomar una sauna los hipertensos, quienes tienen problemas cardíacos, de coagulación o renales. Además tampoco es recomendable para embarazadas en avanzado estado de gestación, ni para niños.

No obstante en este ultimo punto, la sauna para niños, hay opiniones distintas. En lo que todas se ponen de acuerdo es en las precauciones que hay que tener para estar en una sauna, nunca más de 15 minutos, y en preguntarle al pediatra ante la duda.

En España tienen que esperar

Las saunas, bien empleadas, ofrecen muchos beneficios al organismo. Tus hijos también pueden obtener estos beneficios, pero en España no les permitirán entrar en una pública. Pero tradicionalmente en Finlandia, país del que es originario la sauna, los niños sí acuden a la sauna. Algunos de estos beneficios son que eliminan patógenos y sustancias tóxicas, mejoran la capacidad aeróbica, alivian dolores musculares, reducen el estrés y la ansiedad. 

Pero ya sabes, tus hijos, es mejor que esperen hasta los 10 o 12 años para probar las saunas, que es la edad mínima. No obstante te decíamos que en Finlandia las familias al completo sí ingresan en la sauna, y hasta la II Guerra Mundial era el paritorio habitual de las mujeres finlandesas.

Más allá del caso excepcional de Finlandia y otros países nórdicos, cuya costumbre sí es acceder con niños a la sauna, algunos expertos dicen que los niños pueden entrar a una sauna húmeda, cuando las temperaturas no sobrepasan los 70º C, desde los 7 años, pero siempre acompañados de un adulto y durante poco tiempo. Ante cualquier molestia, hay que salir inmediatamente,

Lo que sí puedes encontrar en España son balnearios, como el de Jaraba, en Zaragoza, donde se ha creado el primer programa específico de termalismo infantil, recomendados para niños de 4 a 12 años.

Sauna sí para niños, pero si vives en Finlandia

Como te comentábamos al principio los niños finlandeses sí acostumbran a entrar en las saunas. De hecho, para ellos es un momento de relax y juego. Esta demostrado que los niños que acuden a la sauna aprenden a nadar antes, esto es, porque tras la sauna se suele tomar un baño en la piscina. 

De hecho en las saunas públicas se permite la entrada a los niños, desde los 3 años, si pueden controlar sus tractos digestivos. ¡Y existe la hora familiar! Distintos estudios confirman que no se han observado efectos nocivos de la sauna caliente niños más pequeños de los 3 años, siempre que se tomen las precauciones oportunas.

Los efectos típicos de la sauna, que pueden beneficiar especialmente a los niños son el fortalecimiento y aumento de la resistencia contra infecciones. El uso adecuado de la sauna, en adultos y niños, conduce a un estado de ánimo mejorado, estimula y tiene un efecto tonificante, y activa el sistema nervioso. También hay un aspecto cultural importante en el uso, que se conecta con la purificación y enseña higiene infantil de una manera no molesta.

Niños asmáticos ¿les conviene la sauna?

Los niños asmáticos sufren con el clima húmedo y cálido, pero suelen tolerar bien la sauna. Hay muchos adultos con asma que acuden periódicamente a ellas, reduciendo los ataques. Consulta al pediatra de tu hijo o hija si es asmático, y dependiendo de la edad puede llegar a ser recomendable acudir a una.

En el aire seco de la sauna, los músculos de los bronquios se relajan bajo la influencia del aire caliente inhalado. Esto contrarresta la tendencia a los espasmos que conducen a los ataques. De esta manera un niño asmático estará libre de ataques durante el tiempo que permanece en la sauna, pongamos 10 minutos, porque las glándulas suprarrenales se estimulan.

Si tu hijo está tomando medicamentos contra el asma, casi seguro que tienen hormona adrenocorticotrópica, cuyos efectos secundarios son particularmente indeseables, especialmente para el organismo en crecimiento,. Por lo tanto puede ser particularmente beneficioso algunos baños de sauna, que le ayuden a dejar de tomar estos medicamentos, según lo ha manifestado por el profesor Eriksson-Lihr, Director del Hospital de Alergia de Finlandia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.