¿Puede el miedo ser divertido?

miedo en los niños

Esta pregunta se la hacen muchos padres, sobre todo cuando se acercan fechas tan importantes como es Halloween, ya que todo lo que nos da miedo a las personas se normaliza aunque solo sea por una noche. La noche de Halloween supone que es un momento de diversión para los niños y adultos, es decir para cualquier persona sin importar la edad que tenga… es un momento para pasarlo bien.

Para muchas personas cuando llega Halloween significa que hay que disfrazarse, salir con los amigos o los familiares, recoger caramelos, etc. ¿Qué hay en todo esto que podría ser malo? Muchos padres se preguntan si realmente el miedo puede ser divertido o si por el contrario puede causarles algún tipo de problemas a sus hijos.

Hay muchas preguntas que los niños pueden hacer y que piensen incluso, que Halloween no es nada divertido para ellos. Se supone que es una fiesta para disfrutar de todas las cosas que dan miedo como los fantasmas, las películas de terror, las historias de casas encantadas, etc. Pero para muchos niños pequeños, que aún no saben separar lo que es realidad de lo que no lo es, pueden sentir miedo y que toda esta fiesta les asuste más de la cuenta. La imaginación de los niños a menudo se escapa de la realidad y les provoca pesadillas durante semanas después de haber pasado la noche de Halloween.

 

La intensidad del miedo

Son muchos los niños que aunque lleven vidas felices no pueden manejar bien la intensidad de los horrores visuales en estas fiestas porque son niños y niñas muy aprensivos. También hay niños y niñas que no lo dicen porque les da vergüenza admitirlo pero la realidad es que después sufren las consecuencias con pesadillas, por ejemplo. Las sensaciones que sienten pueden ser incómodas, pueden sentir molestias en sus emociones e incluso comportarse de manera irritable. A veces, el carácter de un niño no está preparado para disfrutar del miedo.

Pero, ¿qué se supone que se debe hacer cuando la fiesta de Halloween llega y el miedo y el terror está por todas partes? ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar las herramientas necesarias para poder disfrutar de ésta fiesta que las personas hemos creado?

miedo en los niños

La imaginación de los niños

Para que este miedo sea seguro en los niños, es necesario tener en cuenta el poder de la imaginación de los niños. Se debe transformar el estrés y la ansiedad que pueden generar algunas imágenes en estas fechas en alegría y diversión. Puedes adaptar el lenguaje teniendo en cuenta la edad de tus hijos y su nivel de desarrollo. una vez que tu hijo se acostumbre a esas palabras para la fiesta -puedes hablar días antes sobre brujas o calaveras-, tu hijo empezará a recordarlas y a normalizarlas para que no sienta tanto miedo cuando llegue el momento.

Una meditación guiada para calmar el miedo y que se vuelva divertido

miedo en los niños

Sentirse seguro: una meditación guiada para la protección

Si tu hijo se siente nervioso por alguna imagen que haya visto o porque algo le haya dado miedo, es muy importante trabajar la meditación y las respiraciones para conseguir que los niños se sientan seguros y protegidos todo el tiempo.

miedo en los niños

Para que se calme ante algún momento de miedo, puedes guiarle en una meditación para que encuentre la calma y la paz de nuevo. Puedes guiar la meditación siguiendo lo siguiente:

‘Eso que acabas de ver no es real, vamos a respirar para calmarnos un poco. Respira el aire y que te entre por la nariz, nota como te llega al vientre y de nuevo está en la nariz. Encuentra el ritmo de respiración con la que te sientas más cómodo e inhala y exhala lentamente’ Uno…dos…tres… Ahora, sé consciente de tu pecho y de tu corazón. Imagina que tu corazón está en el centro de tu pecho y que a medida que inhalas y exhalas aire, hay una chispa de luz en el interior puede ser tan pequeño como un punto y del color que más te guste. Imagina este punto de luz se expande con cada respiración lenta que haces como una semilla que crece con esperanza y amor, mucho amor. Deja que el miedo que sientes desaparezca y todos tus temores y preocupaciones empiecen a desaparecer, llenando tu corazón y tu echo de vivos colores, como si fuese un arcoiris de felicidad.

Sigue respirando lentamente a medida que la luz se va propagando suavemente a través de tu cuerpo y te llena de paz y tranquilidad. Tienes todo el tiempo que necesites para encontrar la calma. Cuando esa luz de seguridad haya llenado todo tu cuerpo, imagina que esa protección se extiende hasta tres metros más allá de tu piel. A medida que crece, la luz puede ir cambiando de color para rodear todo tu cuerpo y todo lo que está a tu alrededor.

Cuando esté totalmente expandido, escoge un color que te haga sentir cálido como el color cobre o el oro. NO hay nada malo que pueda entrar en esa esfera de luz porque estás protegido por tu burbuja de seguridad. Todo lo que te hace daño rebotará y se quedará fuera, volviéndose por el mismo lugar por donde ha venido. 

Cada vez que sientes miedo, desde tu protección interna debes saber que también estarán tus padres, adultos de confianza o amigos que te ayudarán a que esa esfera de luz se mantenga fuerte e intacta. Podrás llamarles cuando pienses que puedes cuidar de ti mismo pero necesitas pedir ayuda.

Cada vez que sientas miedo toma solo dos minutos para realizar esta misma práctica y relajarte, conectar con tu corazón y permitir que la luz protectora te ayude a protegerte. Si haces esto cada mañana, cada tarde y cada noche… estos temores que te atormentan se convertirán en un recuerdo porque desaparecerán, y también las preocupaciones. Cada vez te sentirás más seguro y con la práctica, será más difícil que este tipo de cosas te causen miedo o preocupación. Sabrás que estás a salvo.’


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *