¿Puede una mujer negar su propio embarazo?

Soñar que estás embarazada

Aunque parezca imposible una mujer sí puede negar su propio embarazo, es posible que no sepa que está embarazada hasta el mismo día del parto. Se trata del trastorno psicológico también denominado embarazo críptico o negado. Esta patología reconocida es bastante misteriosa aún, y por lo general, desemboca en situaciones muy dramáticas.

Hoy queremos hablarte de esta posibilidad, rara, infrecuente, pero que existe. El negar el embarazo puede darse en diversos grados. Puede tratarse de una negación parcial, pasan varios meses hasta que la mujer acepta su embarazo, o en los casos más agudos, desconocerlo hasta el mismo momento del parto.

Trastorno de negar el propio embarazo

La psicología define este trastorno de negar el embarazo como un trastorno consistente en que estando la mujer embarazada, no es consciente de ello. Sí, cuesta cuesta pensar que una mujer pueda desentenderse de lo síntomas que indican gestación. No suele manifestar ningún malestar, y ni siquiera los familiares y personas que la rodean perciben su estado.

En el caso del embarazo críptico, esa autonegación hace que el cuerpo de la mujer se adapte. El desarrollo fetal es un hecho biológico, imparable, no es un hecho consciente, pero la mujer no responde a los cambios, como lo haría en una gestación normal. En este sentido, la mujer apenas tiene síntomas, o la mujer los interpreta de manera totalmente subjetiva. No los relaciona con un embarazo.

El feto se coloca de forma que apenas sobresale, en algunas ocasiones la regla continúa y la mujer no nota los movimientos fetales o, si lo hace, piensa que son gases. La madre cree que ha engordado, que tiene simples dolores abdominales, y que las náuseas o los mareos se deben a otros problemas leves. Algo más del 60% de las mujeres que sufren negación de embarazo siguen teniendo menstruaciones, o hemorragias genitales.

¿Qué ocurre cuándo se confirma el embarazo?

Cuando la mujer llega al punto de descubrir que está embarazada es desestabilizador. En la mayoría de los casos la mujer se va adaptando a su realidad de un modo bastante satisfactorio y acepta a su bebé sin demasiados traumas. La mujer puede recuperarse, vincularse a su hijo, y conseguir un apego lo más sano posible. Esto se conseguirá con mucho apoyo emocional y, normalmente, con tratamiento psicológico. Pero esto no siempre es así.

Según datos de la Asociación Francesa para el reconocimiento de la negación del embarazo, en Francia, entre 300 y 350 mujeres cada año descubren que están embarazadas en el momento de dar a luz. Esta estadística corresponden a los casos más extremos. Y se trata de una situación realmente desconcertante.

Cuando el parto sobreviene sin que la mujer haya tenido conciencia de lo que le está sucediendo, puede no reconocer al bebé, puede confundirlo con un tumor, basura, órgano interno… En este momento tan extremo, el comportamiento de la mujer es totalmente imprevisible. La angustia y el estado de shock que puede sufrir hacen que no sepa manipular al bebé, puede llegar a abandonarlo, o incluso dejar que muera.

Causas del trastorno de negación del embarazo

Las causas por las que una mujer llega a negar su embarazo no están muy claras. La negación afecta tanto a adolescentes como a mujeres maduras, a mujeres que nunca han tenido niños como a multíparas. En muchos casos es fruto de infancias traumatizadas, de abusos o, al menos, de conflictos muy serios con el universo de la maternidad, con las propias madres o con la sexualidad.

Detrás de este trastorno de negación suele haber otros, y éste puede ser una manifestación o síntoma del mismo. En algunas ocasiones, aunque para ello hay que hacer más investigación, de un trastorno de identidad disociativo. La disociación es una alteración de funciones integradoras de la conciencia, la identidad, la memoria y la percepción del entorno.

Negar el embarazo es un trastorno psicológico que puede llegar a ser bastante grave, que necesita el abordaje por parte de expertos, para ser tratado de la forma más adecuada. El tratamiento dependerá de cada caso particular, de la historia de cada mujer y de su pasado. Puede que al principio, también requiera medicación psiquiátrica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.