Pufs para niños

Un complemento ideal y que les encanta a los niños para sus dormitorios son los pufs, ¿has probado en incorporar uno a la habitación de ellos?, les encantará, ya que es un mueble grande como a ellos, les gusta y a la vez cómodo y duradero. Es como una forma de acercarle el mundo de los mayores a ellos, pues se trata de un sillón grande como el de papá pero a su medida y adaptabilidad.

Estos asientos suelen ser ligeros y no muy altos, lo que se convierte en ideal para su creatividad y desarrollo. A la hora de leer, ver la tele, jugar con los demás niños, tirarse al suelo… necesitan esta clase de complementos para que les resulte más divertido.

El orden de la habitación no impide para nada colocar un puf en cualquier rincón, es un mueble informal que puede llegar a formar parte del juego. También se le puede acompañar de cojines grandes repartidos, claro está, si el lugar es espacioso y pueden tener amplitud y libertad. Hay variados modelos muy divertidos y de vivos colores, además, al ser blanditos, no tienen peligro de golpes ni magulladuras, permitiéndole total libertad en sus movimientos.

En relación a la decoración, depende de los gustos del niño, si es amante de la lectura, puedes optar por un modelo de libro gigante, o similar a la butaca de papá, así se sentirá más importante. Si sus gustos se inclinan hacia los animales, un gran oso le dará seguridad y protección. Sin embargo, si sus gustos, se inclinan hacia el mundo de la imaginación, aquí ya puedes optar a lo que más te agrade: mariquitas, flores, frutas…

Con este elemento decorativo, conseguirás crear la habitación más divertida para él y sus amigos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *