Qué carne elegir y en qué cantidad para niños pequeños

Alimentación en bebés

A la hora de elegir los alimentos para el consumo de niños pequeños, es posible cometer errores que de alguna manera puedan estar afectando su salud. De igual manera, no siempre se sabe con exactitud qué cantidad es la apropiada para los niños según su edad. Esto es algo habitual ya que cada alimento es diferente y en función de su calidad y composición nutricional, será necesaria diferente cantidad en cada caso.

Si tienes niños pequeños y no sabes qué carne elegir y en qué cantidad, no te pierdas estos consejos sobre nutrición infantil. Porque elegir el mejor alimento es fundamental, pero tener claro en qué cantidad y con qué frecuencia debe tomarlo tu hijo pequeño, es esencial. En este caso vamos a ver cuál es la mejor carne para los niños pequeños y qué cantidad se recomienda en cada caso.

Los beneficios de la carne en alimentación infantil

La mejor carne para niños pequeños

Las carnes deben formar parte de la alimentación de los niños desde que comienzan con la alimentación complementaria. Nutricionalmente hablando, las carnes contienen proteínas, vitaminas y minerales esenciales que ayudan al correcto desarrollo del niño. La proteína de la carne animal es esencial para el crecimiento, para la regeneración de los tejidos y para fortalecer el sistema inmunitario del niño.

Por otra parte, las carnes aportan vitamina B12, que es necesaria para la formación del sistema nervioso y para crear los glóbulos rojos. Además, este grupo de alimentos son esenciales para la buena salud de los niños, porque aportan minerales como el zinc y el hierro, esencial para evitar carencias que pueden derivar en anemia. Es decir, las carnes en general son beneficiosas para los niños y deben estar presentes en su alimentación.

Sin embargo, algunas carnes son más saludables para los niños pequeños que otras. Ya que, además de contener esos nutrientes que son muy ventajosos para el crecimiento, pueden contener otras sustancias menos saludables como las grasas. Al igual que ocurre con ciertos tipos de carne, especialmente los de gran tamaño, que son más difíciles de digerir y por tanto menos recomendables para niños pequeños.

Qué carne es mejor para niños pequeños

En el caso de los bebés que comienzan a tomar alimentos sólidos, se recomienda empezar con carnes blancas. La carne blanca, la que proviene de animales pequeños como el pollo, el conejo o el pavo, son más ligeras porque tienen un menor aporte de grasas que otros tipos de carne. Esto hace que su digestión sea más sencilla, ideal para bebés y niños pequeños.

El cerdo aunque tiene mayor aporte de grasa, sigue siendo un alimento recomendable en la dieta de los niños pequeños. Aunque en este caso se deben elegir los cortes magros para reducir las grasas, el más apropiado en este caso es el solomillo. La carne roja también es muy importante, aunque es más difícil de digerir y por tanto se debe vigilar más al niño después de su consumo.

Cuál es la cantidad de carne recomendada en cada caso

Cantidad de carne recomendada en niños

Generalmente se confunde el concepto de comer bien con comer mucho, algo que sin duda puede resultar perjudicial para los niños. Las proteínas son muy importantes, y si no consumen las necesarias puede verse alterada la salud de los pequeños. Sin embargo, el exceso de este nutriente puede resultar igualmente perjudicial, pudiendo alterar el metabolismo, las funciones renales y hormonales, entre otros.

Según las indicaciones de la Sociedad Española de Nutrición, los niños deben tomar entre 3 y 4 raciones de carne a la semana. En el caso de los bebés a partir de 6 meses, la ración estará compuesta por un trozo pequeño de pollo o un tercio de filete. Estas raciones irán aumentando a medida que se comprueba cómo se tolera el alimento. Sin embargo, nunca se debe sobrepasar el porcentaje de proteína recomendado en niños.

Es importante recordar que la proteína se obtiene de muchos alimentos, como la leche, los cereales, las frutas o las verduras. Por lo tanto, el niño obtiene la cantidad de proteína recomendada a través de todos los alimentos que componen su dieta. Es ahí donde radica la importancia de que la dieta sea rica, variada y equilibrada.

Recuerda que la mejor forma de asegurarte de que tus hijos obtienen todos los nutrientes que necesitan para crecer correctamente, es enseñándoles a comer bien desde pequeños. En estas páginas podrás encontrar mucha información de utilidad, como este artículo sobre las claves de la alimentación complementaria.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.