Qué es educar

Educar

Educar, un verbo, una palabra esencial en la vida de los niños, la clave de la crianza, lo que sin duda, puede hacer que cambie el mundo. El significado de la palabra educar es claro, se trata de transmitir y proporcionar conocimientos a una persona. Cuando se trata de educar a un niño, el significado va mucho más allá, porque se trata de desarrollar todas las capacidades y habilidades del niño para que se pueda desenvolver correctamente en su entorno.

Es decir, educar a un niño supone enseñarle todo tipo de cuestiones que van a condicionar su vida en todos los sentidos. La crianza, la educación de los hijos no termina cuando se hacen adultos e independientes. Se trata de un trabajo para toda la vida y para el que se debe aprender cada día. Porque al contrario de lo que muchos piensan, la educación no es exclusiva de la escuela.

Educar a los niños en casa

Se tiende a pensar que son los maestros y profesores de la escuela los que tienen que educar a nuestros hijos, pero sin duda, se trata de una idea totalmente errónea. En la escuela se aprenden matemáticas, lengua, a socializar con otros niños, a compartir el espacio, se potencian y desarrollan las habilidades. Pero es en casa donde se debe educar a los hijos, para que sean respetuosos, para que tengan capacidad de solventar problemas, para que sean responsables y tengan valores.

Los padres, las madres y personas de referencia, las que conviven con el niño cada día, son quienes deben educar a los niños. Todo lo que los niños aprenden en casa es lo que trasladan a su vida cotidiana y de ello depende su camino en la vida. No todo es sacar las mejores notas en la escuela, porque la educación familiar es un factor esencial en el desarrollo de la personalidad.

Cómo educar bien a los hijos

Para educar bien a los hijos hay que tener en cuenta cuestiones tan importantes como la resiliencia, la empatía, la solidaridad, la capacidad de gestionar la frustración, entre otras muchas. Cuestiones básicas que formarán la personalidad del niño y le aportarán las herramientas necesarias para desenvolverse en la sociedad. Estas son algunas claves para educar bien a los hijos.

  • Enseña a tus hijos a expresar sus emociones. La incapacidad de exteriorizar las emociones en la madurez viene fomentada desde la infancia. Niños a los que se les enseñó que no se llora, niñas que crecieron pensando que eran débiles. Hoy en día se sabe la importancia de la inteligencia emocional en la educación. Para ello, es fundamental poder expresar las emociones con libertad.
  • Tolerar la frustración. Hay que negar cosas a los niños para que puedan desarrollar y aprender a tolerar la frustración. Porque los niños que crecen sin haberse enfrentado a ello, no disponen de herramientas para gestionar las negativas en la madurez.
  • Tomar decisiones. Los niños tienen que crecer y no podemos estar siempre a su lado evitando que tengan que tomar decisiones que comprometan su vida. Ellos mismos tienen que aprender a hacerlo, porque así podrán cometer errores y aprender de ellos.
  • Tener una buena autoestima. El amor propio es el primer amor de la vida de uno mismo. Enseña a tus hijos a quererse, a tener confianza en sí mismos, a respetarse y tratarse con respeto. La confianza y la autoestima es fundamental para que sean capaces de luchar y esforzarse por conseguir todo lo que se propongan.
  • Educa en valores. Nada es tan importante en la educación de los hijos como los valores. El respeto por las personas, la solidaridad, la empatía, el amor por la familia, son valores que forman la personalidad de las buenas personas.

Educar a los hijos pasa por cometer errores, no existe el padre o la madre perfectos. Y ello también forma parte de la educación de los hijos y de ello también aprenden los pequeños. Permítete equivocarte, disfrutando de ver cómo tus hijos crecen y adquieren en su personalidad rasgos que tú has trabajado en ellos. Porque no hay mayor satisfacción que ver a los hijos hacerse mayores responsables y buenas personas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.