Qué es el percentil y cuál es la relación con la salud del niño

Los percentiles infantiles

La maternidad trae consigo una gran cantidad de términos y expresiones que por lo general, suelen ser desconocidos. Uno de estos términos que acompañan a los padres desde que obtienen ese maravilloso título, es del percentiles. Una simple palabra que en principio no tiene mucho significado, pero que, para muchos padres se convierte en un motivo de obsesión.

El término percentil, hace referencia a una medida de posición que se utiliza para realizar estadísticas. A través de porcentajes, los médicos obtienen referencias con las que establecer unas medidas de peso y talla media con el que valorar el crecimiento de los niños. No obstante, la forma de interpretar los percentiles puede variar mucho de un pediatra a otro. Por lo que es importante no obsesionarse con estas cifras.

Los percentiles no marcan la medida exacta para todos

Las estadísticas se utilizan para tener una estimación, es decir, nunca marcan una certeza absoluta ya que se realizan a un número determinado de personas. En el caso de los percentiles, se trata de medidas estándar que se obtienen de los niños. Que se encuentran en pleno proceso de crecimiento y que además, dependen de factores tan importantes. Como la herencia genética, el desarrollo intrauterino o los factores ambientales, entre otros.

Los percentiles infantiles

Por lo tanto, procura no obsesionarte con esas medidas que por otra parte, en ningún caso marcan una línea recta que no se pueda traspasar. El percentil ayuda a los médicos a obtener cierta información relevante sobre la salud del pequeño. Ya que una fluctuación mínima entre percentiles no significa nada, pero un cambio importante en un periodo corto de tiempo, puede ser signo de una posible enfermedad, alergia o intolerancia alimentaria.

También hay que tener en cuenta que la alimentación de los niños no es siempre la misma. Ya que los bebés alimentados con lactancia materna, suelen tener un peso inferior que los que se alimentan a base de fórmula. Por lo que no debes preocuparte por cifras. Si no observar a tu hijo, cómo asimila ciertos alimentos o si presenta problemas a la hora de digerirlos.

De esta forma, el médico podrá determinar si el pequeño presenta algún problema digestivo o de otra índole, que le puedan impedir que adquiera el peso y la talla generales.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.