Qué es la conducta disruptiva en niños

conducta disruptiva

Seguramente alguna vez hayas oído hablar a un padre del mal comportamiento de su hijo y es que es algo realmente molesto, en el que la mayoría de las veces no sabemos qué hacer ante ellos. Antes de una conducta disruptiva hay que hablar sobre la “conducta”. La conducta engloba acciones, actividades, respuestas…todos estos elementos nos reportan a el comportamiento de una persona.

Cuando este tipo de conducta va acompañado por comportamientos antisociales entonces podemos considerarlos como conductas disruptivas. Generalmente este tipo de conducta disruptiva suele presentarse generalmente en niños menores de 18 años y sus actos llegan a ser agresivos y destructivos, este tipo de conducta va mucho más allá de los problemas leves de conducta.

¿Qué es la conducta disruptiva?

Este tipo de conducta disruptiva (DBD, por sus siglas en inglés) es considerado como un trastorno dónde el niño o adolescente tiene la dificultad de controlar su comportamiento y canalizar sus emociones. Este comportamiento puede llegar a ser muy agresivo, desafiante y negativo para ambas partes e incluso llegan a tener en un futuro problemas con la autoridad.

Los DBD puede comenzar en la infancia llegando a provocar comportamientos negativos y llegando al extremo de tener que debatir y evaluar sus actos y comportamientos, pues llega a afectar a la vida cotidiana de las personas que lo rodean.

Síntomas y señales

Existen una serie de síntomas y señales que nos alertarán de este tipo de trastorno. Estas personas pierden el control fácilmente, se niegan a cumplir las reglas, se enfadan sin más y su respuesta está resentida y puede ser vengativa.

conducta disruptiva

Cómo conducta: acoso constante hacia otras personas, aislamiento social, robo o hurtos, siempre están negativos, desafían a padres y a la autoridad, son crueles con los animales, destrozan cualquier cosa de propiedad ajena, siempre culpan a los demás, se niegan a cumplir las reglas y les encanta jugar con fuego.

Si son síntomas cognitivos: les cuesta la concentración, tienen la frustración muy baja, son olvidadizos, no reflexionan con claridad y les cuesta resolver problemas.

Cómo síntomas psicosociales: tienen el ego muy subido, baja autoestima, falta de remordimiento, gran irritabilidad constante y siempre están negativos.

¿Cómo se forma este tipo de conducta?

Este trastorno es más común encontrarlo en hombres que en mujeres y más en niños que ya han cumplido los 12 años de edad. No se conoce la causa exacta pero puede ser heredado de algún antecedente familiar con DBD.

No obstante, pueden aparecer otro tipo de hecho que hayan derivado a este problema, como una experiencia traumática, un abuso sexual o violencia, maltrato o abandono infantil.

Hay que reseñar que este tipo de diagnóstico puede empezar a despuntar desde que son muy pequeños y que si no se toman las medidas oportunas con el tiempo puede empeorar, se puede llegar a convertir en algo lo suficientemente grave como para desencadenar un trastorno de conducta.

¿Cómo se trata la conducta disruptiva?

conducta disruptiva

Un profesional siempre será el que esté de la mano para implantar este tratamiento a través de una atención médica. En algunos casos se pueden incluso a prescribir algún tipo de medicamento además de un tratamiento psicosocial.

En el tratamiento a base de medicamento no siempre funciona a la primera, seguramente haya que probar con varios tratamientos hasta que se note la mejoría con alguno de ellos.

Respecto al tratamiento psicosocial hay que hacer un estudio evaluativo para programar un tratamiento, que puede constar en trabajar conjuntamente padres e hijos.  Es importante que intervengan en este tratamiento los padres para que sepan cómo tienen que comportarse y reaccionar ante este tipo de situaciones. A veces incluso es imprescindible mandar un informe a los profesores para estar al corriente de cuál es el mejor programa que se le pueda aplicar al menor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.