¿Qué es la contaminación acústica y cómo nos afecta?

ruido niños
Hoy es el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, cada año se celebra un día diferente, pero siempre en la última semana de abril. Por ello te queremos hablar de la contaminación acústica o sonora, y cómo nos influye en nuestro día a día, en el aprendizaje de nuestros hijos y en su propio desarrollo. 

España es el país más ruidoso de Europa, y uno de los cinco  primero en el mundo. Al menos una quinta parte de su población se expone diariamente a niveles medios de ruido superiores a los 65dB. Este es el límite que establece la Organización Mundial de la Salud como aceptable y seguro para la salud.

¿Qué es la contaminación acústica?

contaminación acústica


La contaminación acústica e uno de los tipos de contaminación menos tangibles, sin embargo nos afecta de manera decisiva en el día a día. En general entendemos por contaminación acústica como el ruido que genera la actividad humana. Pero la definición va más allá porque implica que se altera negativamente las condiciones adecuadas de vida a nivel ambiental de una zona concreta.

Se trata por tanto de una contaminación que no deja residuos físicos, ni se traslada ni se mantiene en el tiempo. Está localizada y determinada por las actividades humanas, en un lugar específico, y durante un tiempo determinado. Cuando estas desaparecen desaparece la contaminación acústica, pero no sus consecuencias.

Los ejemplos más comunes de contaminación acústica son el ruido del tráfico, independientemente de sean vehículos de pasajeros o de transporte de mercancías; la actividad industrial, en especial las actividades de explotación de recursos naturales como las minas. Otros ejemplos serían los locales de ocio, las estaciones, puertos y aeropuertos.

¿Cómo nos afecta la contaminación acústica?

Ya hemos comentado que la OMS, Organización Mundial de la Salud considera ruido cualquier tipo de sonido que sea superior a los 65 decibelios. Las legislaciones nacional, autonómicas y locales regulan estos límites, y se pueden producir sanciones en según qué franjas horarias. Así que ya sabes que puedes avisar a las autoridades si crees que se está sobrepasando este nivel.

La contaminación acústica puede producir verdaderos problemas de salud, tanto en los adultos como en los niños, e incluso en los fetos. Además y aparte, afecta a la fauna de la zona. Las consecuencias más frecuentes de la contaminación acústica en la salud son:

  • Aumento de la presión arterial y dolor de cabeza.
  • Problemas metabólicos, digestivos e intestinales.
  • Alteraciones a nivel muscular, en especial en cuello y hombros.
  • Fatiga auditiva y dificultades en la comunicación oral.
  • Pérdida parcial o absoluta de audición en casos extremos.

Además la contaminación acústica desencadena fatiga, estrés, falta de sueño y otro tipo de enfermedades como consecuencia de la falta de descanso. Lo más grave es que este tipo de cuadros médicos siguen, y van en aumento si no se soluciona el problema que los causó, es decir la contaminación acústica.

Soluciones frente a este tipo de contaminación


A grandes rasgos podemos decir que las soluciones contra la contaminación acústica podrán ser tipo preventivo o de tipo curativo. En las preventivas se eliminan las fuentes que producen el ruido, por ejemplo peatonalizar una calle. En las solucione curativas, no podemos eliminar la fuente, pero sí contrarrestar su impacto, por ejemplo podemos usar tapones para los oídos.

Tenemos que tener presente que hay estudios que corroboran los efectos nocivos del ruido sobre la salud. Por ejemplo, el Centro de Estudios Bioclimáticos del CNRS (Francia) afirma que las personas mayores y los niños, son más sensibles a los ruidos, que afectan a su descanso con más facilidad. Por tanto puedes insonorizar la habitación de tu hijo o hija se vives en una zona muy ruidosa, o aislar las ventanas.

Los niños que van al colegio en zonas ruidosas, como industrias, aeropuertos, carreteras con mucho tráfico, etc., aprenden a leer más tarde, presentan mayor agresividad, fatiga, agitación, peleas. Son más tendentes al aislamiento, y tienen dificultades para relacionarse con los demás. El CSIC afirma a este respecto que la contaminación acústica tiene efectos negativos en las generaciones futuras, como deterioro del aprendizaje y del desarrollo humano. La solución aquí parece evidente: que los centros educativos estén aislados de la contaminación acústica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.