Qué es la disforia de género

disforia de género

La disforia de género está descrita en el Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). Se refiere a los sentimientos de angustia e incomodidad que experimenta una persona cuando su género asignado no coincide con su identidad de género. Las personas que experimentan disforia de género pueden sentirse incómodas y angustiadas por el conflicto entre las características sexuales de su cuerpo físico y cómo s sienten y piensan sobre sí mismas. También pueden experimentar sentimientos de angustia o incomodidad por los roles de género tradicionales que se esperan de su género asignado.

Los efectos de la disforia de género pueden diferir de una persona a otra. Para algunas personas, estos sentimientos de conflicto pueden afectar su propia imagen y comportamiento. Una persona con esta condición puede hacer frente a la incomodidad alterando su expresión de género, representación de género o asignación de género. También pueden hacer ajustes a su apariencia física.

¿Qué es la disforia de género?

género masculino femenino

Los niños que experimentan disforia de género pueden expresar su deseo de ser del sexo opuesto e insistir en juguetes, peinados y ropa típicamente asociados con el sexo opuesto. Sin embargo, no todas las personas que sufren de disforia de género se identifican como transgénero, pero muchas personas diagnosticadas con disforia de género sí se identifican como transgénero, género fluido o género no conforme.

Los síntomas de esta condición pueden incluir sentir una fuerte sensación de angustia o incomodidad con el género asignado al nacer. Algunas señales de que alguien está experimentando disforia de género son:

  • Deseo de no tener más las características sexuales primarias de su género asignado al nacer.
  • Quiere ser tratado como a una persona del sexo opuesto.
  • Un deseo de tener las características sexuales primarias y secundarias de su identidad de género.
  • La insistencia en que son de un género diferente al sexo con el que han nacido.
  • Preferencia por interpretar roles de sexo cruzado.
  • Fuerte rechazo a los juguetes, juegos y otras cosas que normalmente se asocian con el género asignado al nacer.
  • Usar ropa asociada normalmente a otro sexo.

Las personas con disforia de género pueden expresar con frecuencia que están en el cuerpo equivocado. Con frecuencia se sienten incómodos con los roles de género y las expresiones de género de su sexo asignado al nacer. Esto puede manifestarse mostrando rechazo por los comportamientos estereotípicos de género.

Es importante señalar que la disforia de género y la inconformidad de género no son lo mismo. La no conformidad de género implica comportamientos y expresiones de género que no corresponden a las normas estereotipadas asociadas con el género asignado en el nacimiento de una persona. La inconformidad de género no se considera un trastorno mental.

Identidad de género vs. Orientación sexual

niño con manos arco íris

La disforia de género no está relacionada con la orientación sexual de un individuo. Las personas que experimentan disforia de género pueden ser heterosexuales, homosexuales, lesbianas o bisexuales. Las personas que sienten disforia de género también pueden ser transgénero o no conformes con el género. Sin embargo, es importante reconocer que no todas las personas transgénero o de género no conforme experimentan disforia de género.

También es importante señalar la distinción entre identidad de género e identidad sexual. La identidad de género se refiere al sentido interno de género de una persona, ya sea masculino, femenino o fuera del binario de género. La orientación sexual se refiere a la atracción física, emocional o romántica de una persona hacia otras personas. Por tanto, la identidad de género se relaciona con quién es una persona, y la orientación sexual se relaciona con quién atrae a una persona.

Causas de la disforia de género

Las causas exactas de la disforia de género no se comprenden del todo, pero varios factores pueden desempeñar un papel. La genética, las influencias hormonales durante el desarrollo prenatal y los factores ambientales pueden estar involucrados. Por ejemplo, la exposición prenatal a ciertas sustancias químicas se ha asociado con alteraciones en el desarrollo normal de la determinación del sexo antes del nacimiento. La investigación también apunta a un vínculo genético, ya que existe una mayor prevalencia compartida entre gemelos idénticos que entre mellizos. 

La disforia de género comienza a menudo durante la primera infancia. Si bien los mecanismos exactos no están claros, sabemos que cuando nacen los niños, se les asigna un sexo en función de su anatomía física. El sexo que se le asigna a un niño al nacer a menudo determina cómo se crían y cómo interactúan los demás con ellos. A medida que crecen, pueden comenzar a sentir una falta de coincidencia entre su identidad de género y su sexo asignado. En algunos casos, este desajuste puede generar sentimientos de rechazo del género establecido. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.