Qué es la diversidad funcional

Asumir la discapacidad de un hijo

Las personas que tienen diagnosticada diversidad funcional padecen algún tipo de problema, que les va a dificultar hacer actividades del día a día. Hay varias clases de discapacidad y el grado de incapacitación va a variar según la persona que la padece.

En el siguiente artículo vamos a hablar más detalladamente de la diversidad funcional y de los diferentes grados de la misma. De esta manera, podrás entender mejor de qué trata y por qué es tan importante en nuestra sociedad.

Qué se entiende por diversidad funcional

En los últimos años el término popular discapacidad ha ido dejando paso al de diversidad funcional. Una persona que sufre diversidad funcional tiene ciertos problemas a la hora de llevar una vida normal debido a las limitaciones que sufre en su cuerpo.

Hay tres elementos claves dentro de la diversidad funcional:

  • La deficiencia que consiste en una pérdida importante de una función del cuerpo ya sea a nivel físico o mental.
  • La discapacidad en la que la persona sufre una ausencia parcial o total de una determinada actividad.
  • La minusvalía es consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad y que le afecta en la vida cotidiana.

 

Clases de diversidad funcional

Una discapacidad no siempre tiene que ser grave e incapacitar a la persona, ya que todo depende del grado de diversidad funcional que sufra.  Acto seguido te hablamos de los tipos de diversidad funcional que existen:

  • La primera clase de diversidad funcional es la física. La persona que la padece tiene serias dificultades a la hora de realizar algún tipo de movimiento básico. En relación a las causas, las mismas pueden ser congénitas o debidas a algún tipo de accidente o lesión. Dentro de la discapacidad física o motriz, las más habituales son la esclerosis múltiple, la parálisis cerebral o la acondroplasia.
  • El segundo tipo de diversidad funcional es la visual. Dentro de este tipo de discapacidad se engloba casos graves como la ceguera hasta otros más leves como la miopía. A la hora de tratar este tipo de diversidad funcional hay que tener en cuenta el grado de discapacidad. Desde llevar gafas o lentillas en los casos más leves a la cirugía ocular a los más graves.
  • La auditiva es otra clase de diversidad funcional. Dicho término engloba a toda persona que tiene serias dificultades a la hora de escuchar de una manera correcta. Como ocurre en el campo de los ojos, la discapacidad puede ser leve o bastante grave. La audiometría permite saber si la persona tiene problemas de sordera.
  • Con los instrumentos adecuados, una persona con discapacidad auditiva puede hacer una vida relativamente normal. A día de hoy existen prótesis auditivas que pueden mejorar la capacidad a la hora escuchar de una manera adecuada.
  • Otro tipo de diversidad funcional es la intelectual o psíquica. En el caso de la primera, la persona tiene ciertos problemas cognitivos que le dificultan un aprendizaje adecuado. En el caso de los niños, dicho retraso a nivel mental hace que tengan serios problemas a la hora de aprender a hablar o a escribir. El síndrome de Down es el ejemplo más claro de diversidad funcional intelectual. Si por el contrario, la persona sufre una diversidad funcional psíquica tiene ciertos problemas a la hora de comunicarse o interactuar con otras personas. En este caso la inteligencia no se ve afectada como en el caso de la intelectual. Ejemplos de ello puede ser la esquizofrenia o el trastorno bipolar.
  • El último tipo de diversidad funcional es la multisensorial. Hace referencia a personas que tienen problemas en el campo auditivo o visual. La sordoceguera puede ser congénita o adquirida. El síndrome de Usher es el más conocido dentro de este tipo de discapacidad. En este caso el pequeño nace con problemas para oír y al llegar a la etapa de la adolescencia termina por perder la vista. En los casos más extremos la persona tiene serios problemas a la hora de llevar una vida normal y pode relacionarse con los demás.

Ahora que ya sabes mucho más sobre la diversidad funcional, te habrás dado cuenta de la importancia que tiene en nuestra sociedad. Por eso, es necesario comenzar a ver lo que es la «discapacidad» desde otra perspectiva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.