La Educación y la Buena Educación.

Educación.1

A veces es conveniente decir que existe una gran diferencia entre dos expresiones que a primera vista pueden parecer iguales como Educación y Buena Educación.  Para no confundir estos dos conceptos muy diferentes, aunque no lo parezcan, os vamos a dar la explicación de cada uno de ellos.

En el siglo pasado los niños hablaban con los mayores sólo cuando se les preguntaba; hoy en día, nos encanta escuchar a nuestros hijos contando sus pequeñas y grandes aventuras. Este continuo y rápido cambio de las reglas de comportamiento no es la última causa de cierta incomprensión entre las generaciones. 

Por Educación se entiende aquel proceso extremadamente complejo ( que empieza en el nacimiento y continua durante la infancia y la adolescencia) gracias al cual el niño/a aprende a desarrollar sus capacidades físicas, intelectuales y afectivas, y a establecer y a mantener relaciones con los demás.

Es un lento y extraordinario proceso por el cual el niño/a se prepara para entrar en la sociedad de los adultos con la ayuda de los que les rodean, a los que toman como referencia. Esto es precisamente lo que nos diferencia de los animales ya que desde pequeños el ser humano es extraordinariamente flexible y capaz de adaptarse al ambiente que le rodea y aprender a través de las experiencias.

logo-anteproyecto-de-ley-de-educaci+¦n-2010_830_680_cropp

Por Buena educación se entiende aquel conjunto de “maneras de hacer” formales, es decir, las buenas maneras que constituyen, por decirlo así, la parte externa de nuestra personalidad, aquel conjunto de reglas de comportamiento aprendidas de los demás por enseñanza directa o por imitación.

Estas buenas maneras no son constantes en el tiempo ya que varían de una época a otra, de un país a otro e incluso de una religión a otra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *