¿Qué es la enfermedad de la Pica?

la pica en niños

Hoy día existen muchas enfermedades que se dan principalmente en los niños de las que no se está muy informados, de hecho hay niños con enfermedades que ni los padres saben de que se trata. Hoy os vamos a dar información sobre qué es la enfermedad de la Pica en niños.

La enfermedad de la Pica es un trastorno psiquíatrico en la que el paciente ingiere sustancias que no son nutritivas, como la tierra, piedras, papel o sustancias biológicas. La denominación del trastorno viene del nombre científico de la urraca, Pica pica, por la costumbre de este animal de ingerir y robar objetos inertes no alimenticios. 

Se dice que entre un diez y un treinta por ciento de los menores de seis años presentan esta enfermedad psiquiátrica de ingerir sustancias que no son nutritivas y a menudo se ha descrito en personas con retraso mental importante. Suelen tener una fijación por una sustancia en concreto y la ingieren a escondidas pero, en ocasiones, lo hacen públicamente para llamar la atención. La ingesta de sustancias no alimenticias es algo normal por debajo de los dos años de edad y suele autolimitarse alrededor de esa edad. La ingesta de estas sustancias también se ha observado en las mujeres embarazadas con frecuencia, cediendo en general tras el parto.

la pica en niños

Los síntomas de estos pacientes es que la ingesta de esas sustancias les produce alivio y sosiego y les ayuda a disminuir los niveles de ansiedad. No comen cualquier cosa, sino que en general su fijación es con una sustancia en concreto, las principales son la tierra, el barro, la tiza, el yeso, la pintura, piedras, ceniza, colillas, cabello, lana, papel, excrementos, moco y sangre. Los pacientes con este trastorno suelen presentar síntomas digestivos como náuseas, vómitos y diarreas, siendo frecuente el dolor abdominal, aumento de salivación y alteraciones del gusto y del olfato.

El tratamiento del trastorno se basa principalmente en informar de la situación a familiares y allegados para que lo apoyen. Un entorno favorable es un buen refuerzo para la terapia psicológica a la cual se tendrá que someter al paciente ya que no existen fármacos específicos para esta enfermedad, pero en ocasiones se les administran inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, como la sertralina, la fluoxetina o la paroxetina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *