¿Qué es la ingurgitación mamaria?

¿Qué es la ingurgitación mamaria?

La ingurgitación mamaria es un hecho que puede ocurrir cuando se ha optado por la lactancia materna. La madre puede tener un pequeño descuido y sin poder evitarlo es cuando puede tener este molesto imprevisto. Los pechos suben de volumen y la lactancia se puede llegar a complicar haciendo que sea molesto.

Es un proceso que le puede suceder a cualquier madre, pero que una vez que ha sucedido se puede tomar en cuenta para que no vuelva a ocurrir. Para algunas mujeres también es un hecho que suele ser bastante recurrente cuando las madres comienzan a ofrecer el pecho y dónde pueden volver a tropezar de vez en cuando. Para que esto no suceda, veremos qué hay que hacer y qué trucos adoptar para prevenirlo.

¿Qué es la ingurgitación mamaria?

La ingurgitación es la congestión que se ocasiona en la glándula mamaria. Suele aparecer sobre el segundo o el tercer día del parto y se debe a una inflamación venosa linfática exagerada. Este incremento del volumen mamario es una tensión mamaria que se produce con dolor y que se ocasiona con enrojecimiento y dónde el bebé ni siquiera puede alimentarse con normalidad.

Esta inflamación se ocasiona por un acúmulo de agua, plasma en la mama y sangre. ¿Por qué se produce? Es de entender que comienza entre el segundo y tercer día postparto, cuando ya se ha iniciado la secreción de la leche, incluso cuando no se ha instaurado la lactancia materna.

¿Hay algo principal que causa la ingurgitación mamaria?

Por lo general no hay nada conciso, pero hay algunos especialistas que apuntan a varias hipótesis. Por ejemplo, hay algunas complicaciones pequeñas que se presentan antes y durante el parto y que no damos importancia y que puede dar a que suceda ese improvisto.

  • Uno de ellos es la administración excesiva de fluidos intravenosos que se hayan podido gestionar durante el parto.
  • Cuando ha nacido el bebé y por alguna razón se le haya apartado de la madre durante un pequeño periodo de tiempo por algún motivo prudencial.

¿Qué es la ingurgitación mamaria?

  • Que haya existido una ausencia de lactancia por parte del bebé por algún motivo morfológico, ya sea que no podía porque tenía el frenillo lingual corto.

Los primeros síntomas son el aumento del volumen de la zona con una tensión mamaria. La piel se tensa y se llega a producir dolor mamario. En algunas ocasiones se produce una tensión tan molesta que se llega manifiesta febrícula de hasta 38ºC.

¿Por qué el recién nacido puede tener dificultades para el agarre? Esto es debido a que existe tanta presión en la zona que la propia leche le cuesta salir hacia el pezón y el propio bebé también puede tener dificultad para el agarre y la salida de dicha leche.

Cuidados para evitar la ingurgitación mamaria en los primeros días de vida

Cuando se nota que está subiendo la leche puede comenzar a ser molesto. En este momento puede comenzar la inflamación y es cuando se debe aplicar frío para poder rebajar este hecho.


  • No dejar mucho tiempo de separación entre la madre y el bebé, ya que cuando puede ser una de las causas. Hay que intentar que estén juntos todo el tiempo que sea posible y piel con piel.
  • Hay que ofrecer el pecho a demanda, no espaciar la tomas ni programarlas cada hora. El bebé ha de tomar incluso el calostro, el líquido amarillo que se expulsa al principio es lo más nutritivo que puede tomar. El uso de chupetes o biberones podría interponerse en la toma de la lactancia materna al principio. Es mejor evitarla.
  • Se pueden tomar algunas medidas para evitar que los pechos tomen presión otra vez y así se pueda prevenir que vuelva a surgir una posible presión en la zona mamaria.

¿Qué es la ingurgitación mamaria?

  • Se puede aplicar calor en los pechos antes de la toma, de esta forma la leche fluye más fácilmente y el bebé puede extraerla con más facilidad.
  • Extraer un poco de leche, ya sea de forma manual, o cuando te estás duchando, aprovechando el calor del agua, el bebé también puede ayudar un poco o con un simple sacaleches.
  • Aplicando frío en los pechos después de la toma. Coge una compresa con algo frío y aplícalo sobre la zona y así se disminuye una posible consecuencia.
  • Realizamos un masaje antes de la toma para que se distribuyan bien los fluidos dentro de la zona y no se congestiones.
  • En el caso de que exista una posible congestión, utiliza la presión inversa, dónde extraeremos un poco de leche para disminuir la tensión en la areola y facilitar el agarre del bebé. Aplica un poco de frío en la zona, con algún tipo de artilugio para que pueda sujetarse en el pecho y masajear suavemente hasta que se pueda descongestionar. Os dejamos un vídeo demostrativo para utilizar la presión inversa.
  • Si sientes que puede producirse una posible inflamación, toma un antinflamatorio. El paracetamol solo alivia el dolor, pero no la inflamación. Necesitarás tomar un ibuprofeno. Seguramente se haya prescrito por un médico, a si que no habrá problema por tomarlo. La ingurgitación se soluciona en unas 24 a 48 horas, a si que el pecho mejorará pasadas esas horas.

Como conclusión, la ingurgitación mamaria es el llenado excesivo de las mamas con leche, lo que provoca que se hinche y se vuelvan duras y dolorosas para la madre. En estos casos, suele suceder cuando la madre acaba de dar a luz y ya está programando la espera de comenzar a amamantar, pero por alguna razón esto se provoca porque está más separada de su bebé, esto sucede y sus mamas no se vacían lo suficiente.

La ingurgitación es angustiosa, provoca dolor, calor en la zona y algunas mujeres llegan a tener hasta fiebre. En algunos casos se presentan hasta grietas en los pezones y aunque no lo parezca, la lecha no sale con facilidad, sino que se dificulta.

Le viene bien los masajes suaves y aplicar frío, pero para nada le viene bien el calor. Como consecuencia de este imprevisto, llega a provocar tanta incomodidad que muchas mujeres desisten de dar el pecho a sus bebés y es una lástima.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.