Qué es la placenta normoinserta

Qué es la placenta normoinserta

La placenta es un órgano vital para el crecimiento del embarazo. Se une a la pared del útero y de ahí parte el cordón umbilical para que exista una nutrición y oxigenación del bebé desde la madre. Cuando esta placenta se denomina normoinserta se está indicando que está bien colocada y no existe ningún problema para su evolución.

Muchas de las funciones de la placenta consisten en hacer de escudo protector y que forma parte de una gran función inmunológica. Ayuda a alejar todas las sustancias nocivas y las devuelve al torrente sanguíneo de la madre para que las pueda filtrar a través de los riñones. También tiene otras funciones como la de enviar sangre al bebé, nutrientes, hormonas y oxígeno.

Qué es la placenta normoinserta

La placenta normoinserta es aquella que se forma e inserta en la parte superior, delantera, trasera o lateral del útero. Tiene una colocación estratégica para mantenerse alejada del orificio de salida o del cuello uterino y no imposibilitar el nacimiento del bebé.

Se denomina de esta forma cuando se observa que la placenta está ubicada correctamente y dónde durante la gestación no provoca ningún tipo de problemas. Una vez que se ha implantado bien en la pared uterina, la placenta no se mueve.

Hay otros tipos de placenta que se conocen en esta especialidad y que se les denomina con otros nombres:

  • La placenta previa: es cuando se sitúa en la parte baja y por lo tanto cubre la abertura del cuello uterino. En este caso el parto ha de realizarse por cesárea.
  • Placenta previa parcial: en este caso la placenta también se sitúa en la parte baja, pero taponando parcialmente el cuello uterino. El parto también se puede realizar con cesárea.
  • Placenta baja implantación: se ha implantado a 2 cm del cuello uterino.
  • Placenta previa marginal: la placenta está ubicada cerca del cuello uterino, pero no la tapona.

Qué es la placenta normoinserta

¿Dónde está ubicada la placenta normoinserta?

La placenta está formada por dos partes. Una es la “parte corial” que forma parte de la madre y la otra es la “placa basal” que forma parte del feto. La parte corial está conformado por epitelio amniótico y una membrana conjuntiva. La placa basal está constituida por restos sincitiotrofoblasto y citotrofoblasto.

Entre ambas placas se encuentra un espacio intervelloso que contiene en su interior las vellosidades coriales. En un principio contiene un  tejido trofoblástico y que más tarde se convertirá en la placenta. ¿Dónde se ubica esta placenta? Generalmente se encuentra en la parte posterior del útero, otras se ubican en la parte baja del útero, llamadas placenta previa.

¿Cómo evoluciona la placenta normoinserta?

La placenta tiene varias fases de evolución durante el embarazo. Mediante las ecografías periódicas se puede comprobar cómo son sus etapas:

Grado 0: este grado es dónde se sitúa la placenta durante el primer trimestre del embarazo. La placa corial que se encuentra cerca del feto es igual que la placa basal que se encuentra cerca del útero.

Grado I: se ubica en la semana 31. Se observa como la placa corial contiene calcificaciones y en esta altura la placenta no es tan homogénea.

Grado II: a partir de la semana 36 y hasta el final de la gestación la placenta tiene una forma irregular. Se debe a los depósitos de calcio, también a que la capa basal está separada del miometrio y dónde la capa coriónica es ondulada y discontinua.

Grado III: en este grado ya aparece una placenta envejecida y calcificada.

Qué es la placenta normoinserta

El desprendimiento prematuro de la placenta

Este desprendimiento de la placenta se suele producir alrededor de la semana 20 del embarazo y antes del tercer trimestre del embarazo. Se suele manifestar tanto con una hemorragia externa, pero en algunos casos esto no sucede, ya que la sangre queda retenida entre la placenta y el útero.

Ante este hecho se recomienda ordenar un reposo total en la cama para retener la hemorragia. Pasados unos días se puede retomar a la actividad diaria normal, pero con precaución. Si se vuelve el caso a moderado es probable que se necesite ingresar en el hospital


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.