Qué es un parto distócico

Qué es un parto distócico

El momento del parto forma parte de un instante muy emocional, muchas mujeres esperan este día con mucha expectación. Un parto puede ser eutócico y transcurrir sin complicaciones o puede ser un parto distócico cuando puede alterarse por algún tipo de complicación.

Por regla general los partos no deberían de preocupar, ya que generalmente se resuelven sin complicaciones. Pero pueden darse casos en los que sí pueden dificultarse, por lo que vamos a ejemplarizar cuáles son los posibles casos en los que pueden dificultarse.

¿Qué es el parto distócico?

El parto distócico se caracteriza cuando la mujer tiene dificultad para realizar la expulsión de su bebé en el momento del parto. Existe un factor o varios factores que interfieren llegando a provocar complicaciones, dónde hay muchas dificultades para proceder a un parto normal.

Existe la posibilidad de que se complique el nacimiento del bebé, y en este caso llegue a sufrir tanto el feto como la madre. Si el trabajo no se desarrolla con normalidad y tarda mucho más de lo previsto hay que buscar algún tipo de solución, aunque sea mecánica.

Este tipo de parto no se puede predecir si no ha habido signos claros con anterioridad que lo pudiera predecir. Se le denomina como “parto obstruido” el cuál conlleva todas las dificultades que se pueden presentar en el nacimiento del bebé. Hay dos tipos de categorías de trabajo que se exponen en el parto distócico:

  • Distocia mecánica: cuando su desarrollo viene ligado por las características físicas del bebé o la madre.
  • Distocia dinámica: cuando el parto progresa con dificultad por problemas en la dilatación del cuello uterino.

Qué es un parto distócico

La fase del parto distópico es mucho más larga de lo normal, por lo que se puede alargar durante un largo tiempo y llega a ser estresante para la madre. Las contracciones pueden llegar a ser mucho más grandes para poder facilitar la expulsión del bebé y lo que podría provocar una ruptura del útero. El bebé también puede estar sufriendo al estar poco oxigenado y la situación se podría agravar, por lo que habría que tomar una medida rápida de expulsión.

Causas del desarrollo de un parto distócico

Son muchas las causas que pueden provocar una alteración en la evolución y desarrollo del parto. Los motivos pueden venir asociados al bebé en diversos casos como los explicados a continuación:

  • El bebé puede llegar con sobrepeso y eso dificulta su expulsión.
  • Que no se haya encajado correctamente en el canal de parto, que esté de nalgas o que asome algunos de sus hombros porque está posicionado de forma oblicua.
  • Una malformación en la cabeza, pudiendo tener una meningoencefalocele (una hernia que se forma en el cráneo estando presente el tejido cerebral), o un aumento en el volumen de su cabeza debido a una hifrocefalia.
  • Sus hombros pueden ser muy anchos, lo que se le denomina distocia de hombros.

Cuando los motivos pueden ser a casusa de problemas físicos de la madre:

  • Pelvis estrecha, dónde habrá que practicar una cesárea.
  • Contracciones demasiado débiles o arrítmicas.
  • Algún problema en el cuello uterino debido a alguna intervención quirúrgica previa o a algún tipo de enfermedad.
  • Cuando se producen demasiados esfuerzos para expulsar al bebé sin llegar a ser efectivo.
  • Por obesidad, siendo un factor de riesgo y produciéndose una distocia de hombros.

Qué es un parto distócico

 ¿Cómo solucionar un parto distócico?

La primera solución que se puede aplicar es la de intentar que la madre esté tranquila y que adopte una posición postural distinta a la inicial, por si se pudiera acelerar mucho mejor su expulsión. A veces la clásica postura para su expulsión no es la adecuada.

Se puede administrar oxitocina para que se acentúen las contracciones o la aplicación de un gel de prostaglandina por vía vaginal.

Cómo última vía se utilizará algún tipo de instrumental para ayudar a su expulsión. La ventosa, fórceps o espátula son algunos de los instrumentos que se usan y en algunos casos se practica la episiotomía. Con ello se hará una incisión en la salida de la vagina para facilite el uso de estos aparatos y que no se puedan provocar desgarros indeseados.

En casos extremos y sin salida, se utilizará la cesárea como caso necesario y de emergencia. Hay que preparar un quirófano y poner a la madre bajo una anestesia general o epidural. En este paso hay que abrir el abdomen de la madre para que pueda ser extraído el bebé sin ningún sufrimiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)