Qué es una calculadora de implantacion y para qué sirve

Calculadora de Implantación

Si crees que estás embarazada y has podido hacerlo mientras estabas ovulando, has de buscar una calculadora de implantación. En esta sección te ayudaremos a resolver todas las dudas sobre cómo utilizar esta calculadora y para qué sirve. Es una herramienta sencilla de utilizar y promete indicar la fecha de implantación de la mejor forma posible.

La implantación consiste en conocer con más detalle cuando se produce el asentamiento del óvulo fecundado en el útero de la mujer. Esto suele ocurrir alrededor de los 9 días de la ovulación o hasta los 12, una fase que indica el comienzo de una nueva vida.

¿Qué es la implantación?

La implantación consiste cuando el óvulo fertilizado se adhiere a la pared uterina para comenzar con el proceso del embarazo. Será a partir de aquí cuando comienza a desarrollarse la fase inicial de la gestación. El tiempo que trascurre desde la ovulación hasta la implantación se puede desarrollar alrededor de los nueve días, pero hay casos dónde puede variar entre los 6 a 12 días.

¿Cómo se puede conocer la fecha de implantación?

La mejor forma de corroborar la fecha de implantación es conociendo al detalle cuándo ha sido la fecha de la ovulación. A partir de aquí y sabiendo que ha podido haberse concebido el óvulo y el espermatozoide, tan solo hay que añadir entre 6 y 12 días después de esta fecha.

Calculadora de Implantación

Hay mujeres que sienten cuando están ovulando y otras que llegan a conocer cuando se produce la implantación. Ambos casos se atisban por el aumento hormonal que padecen. La implantación aparece junto a sus síntomas entre las dos semanas siguientes a la ovulación.

Los síntomas que se pueden experimentar es la de unas pequeñas molestias, pinchazos o calambres, aunque varía de una mujer a otra. En muchos de estos casos, la mujer cree que estos dolores proceden de dolores menstruales, dónde los pinchazos se generalizan en la parte inferior de la espalda, debido a las contracciones que sufren las paredes del útero y del gran nivel de progesterona que se mantiene durante este proceso.

Parte de estos síntomas, también viene acompañado de un pequeño sangrado, es el llamado sangrado de implantación. Hinchazón en los senos, estreñimiento o diarrea, cólicos, ganas de orinar con frecuencia, sensibilidad a los olores y náuseas y/o vómitos.

¿Qué es una calculadora de implantación y para qué sirve?

La calculadora de implantación se origina como base para conocer cuando ha surgido la implantación, para poder llevarse con seguridad cómo transcurren las semanas de embarazo. Para utilizar esta calculadora lo podremos hacer de dos maneras:

  • Introduciendo la fecha de inicio de tu último periodo, la calculadora añadirá 23 días para obtener la fecha de implantación.
  • Introduciendo la fecha de ovulación, la calculadora calculará 9 días después para calcular el día de la implantación.

No obstante, hay que añadir que la calculadora de implantación solo sirve como un sistema orientativo, ya que llega a ser complicado acertar con total seguridad el día en que se produce la implantación del óvulo. ¿Por qué ocurre esto?

Ocurre porque a veces no es fácil calcular el ciclo menstrual, o quizás el ciclo menstrual no se ha desarrollado con sus días correspondientes, ya que hay pocas mujeres que tengan un ciclo exacto que se pueda calcular y programar. Muy pocas mujeres siguen un período extricto de días en su ciclo.

Calculadora de Implantación

Gestograma

¿Cómo averiguar la fecha de implantación sin calculadora?

La fecundación y la implantación son dos hechos diferentes, por ello hay futuras madres que quieren saber distinguir dichas etapas.  Cualquier experto en medicina ginecológica determina que, si se conoce la fecha exacta del inicio del último periodo o bien la fecha de la ovulación, se puede calcular sin problema qué día se ha producido la implantación.

Por lo tanto, la implantación se calcula entre los 6 a 12 días después a la fecha aportada cuando se produjo la ovulación. No obstante, cómo hemos mencionado, dicha implantación se hará notar, con pequeños dolores parecidos a una menstruación e incluso con el sangrado de implantación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.