¿Qué es y cómo tratar la enuresis y la encopresis?

Hay ocasiones en las que los niños tardan en controlar sus esfínteres, esto suele ocurrir entre los 2 y los 4 años. Cuando el niño no es capaz de contener la orina o sus heces le llamamos enuresis o encopresis respectivamente. Es normal que estos escapes se produzcan durante el periodo de entrenamiento.

Deberíamos consultar con un especialista cuando la emisión repetida de orina se da durante el día o la noche, de forma involuntaria, en la cama o en la ropa, al menos 2 veces por semana durante un mínimo de tres meses consecutivos, en niños de más de 5 años. Cuando el niño tiene más de 4 años y mantiene la evacuación repetida de heces en lugares inadecuados también deberíamos consultar.

Causas y factores de la enuresis y la encopresisenuresis

Tanto la enuresis como la encopresis están relacionadas con la incontinencia de las necesidades fisiológicas, pero no están relacionadas entre sí, ni se tienen porqué presentar de manera conjunta. Si nuestro hijo o hija tiene problemas de incontinencia debemos acudir a un especialista para descartar que sea por cuestiones físicas.  En ambos tipos de incontinencia se puede hablar de primaria y secundaria. La enuresis primaria son niños que todavía no han tenido continencia, y la secundaria aparece cuando ya ha existido un periodo de continencia de más de un año 1 año.

La enuresis puede estar provocada por factores hereditarios, es decir, es posible que algún miembro de la familia haya pasado por la misma situación. Los factores emocionales, que el niño esté pasando por un estrés derivado de un cambio o situación nueva, también pueden provocarla.

En el caso de la encopresis, la causa más habitual es haber forzado al pequeño a contener la caca cuando no estaba preparado. Las causas para no controlar el momento de la evacuación puede venir por miedos particulares del niño, problemas emocionales, dolor al evacuar, falta de privacidad, que provoca que se reprima.

Tratamiento de las incontinencias

Casi todos los niños tratan de ocultar que tienen problemas de continencia, ya sea por vergüenza o por la reacción que tendrán los mayores. Los padres deben tomar una actitud positiva, para no ocasionar más emociones negativas al niño que empeoren la situación. Si mostramos una postura dramática el niño se frustrará más, y los avances serán más complicados. Explícale al niño que no es el único, sino que a muchos otros niños también le pasa, y que se puede solucionar.

En el caso de la enuresis podemos reducir la ingesta de líquidos antes de dormir, pero no se trata de suspenderla. Ya que la idea es que el niño aprenda a contener su vejiga. Si hay pérdidas durante el día podemos hacer un horario miccional, tendremos que llevarlo al baño por lo menos 6 veces. El niño puede ver su propio progreso si hacemos un calendario con las noches secas y las noches húmedas.

La encopresis, suele estar relacionada con el estreñimiento y se trata con limpiezas intestinales, dietas ricas en fibra, fruta y verduras, y agua para eliminar el dolor al evacuar. Es importante también elaborar una rutina, que el niño se siente todos los días a la misma hora, y si lo consigue puedes premiarle.

Consejos para prevenir la enuresis y la encopresis

Antes de que la situación se manifieste te damos algunos consejos que pueden servir para prevenir la enuresis y la encopresis:

  • No obligues a los niños a ir al balo solos, si no están preparado para ello. Respeta sus propios ritmos evolutivos. Casi todos los niños aprenden a ir al baño sobre los dos años, pero hay muchas excepciones.
  • Establece ciertas rutinas para ir al baño. Por la mañana, después de comer, antes de merendar. Y hablando de comidas, te recomendamos una dieta rica en fruta y verduras.
  • No se recomienda que se castigue al niño, ni acostumbrarle a ponerle pañales durante mucho tiempo.
  • El ejercicio físico o la actividad propia de los niños siempre es recomendable. Hará que sus intestinos se muevan.
  • Si el niño se mancha debe ser él o ella quien se quite la ropa, la lleve a la lavadora, busque su ropa limpia y se cambie.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.