¿Qué hace un ginecólogo?

Esquema ilustrativo de la consulta de un ginecólogo

Un ginecólogo es un médico especializado en la rama médica de la Ginecología. La palabra “Ginecología” procede del griego, donde gine es mujer y logos, ciencia o estudio. Así que literalmente la Ginecología sería la ciencia dedicada al estudio de la mujer.

Debido al aumento de la esperaza de vida de las mujeres, la especialidad en Ginecología se ha convertido es una de las profesiones más demandadas en las últimas décadas. Por ello, en este post te mostraremos qué hace un ginecólogo y cuales son sus principales funciones.

Seguimiento de embarazo de una paciente en consulta de un ginecólogo y su enfermera

Los ginecólogos son médicos especializados en el estudio del sistema reproductor femenino. Tratan todo tipo afecciones que tengan que ver con el útero, la vagina, los ovarios y las mamas a lo largo de las tres etapas más importantes en la vida de la mujer: prenatal, natal y postnatal.

Es fundamental que las mujeres acudan regularmente a sus revisiones ginecológicas ya que la detección precoz de enfermedades ayuda a prevenir o curar determinadas afecciones que, de lo contrario, podrían llegar a provocar incluso la muerte.

A continuación te mostramos las funciones más importantes que llevan a cabo los ginecólogos:

Detección precoz y prevención de enfermedades e infecciones

La función principal de un ginecólogo no es curar, sino prevenir. Para ello proporcionará herramientas a la paciente que le permitan cuidarse de la aparición de ciertas enfermedades, infecciones o cualquier  tipo de afectación relacionada con el aparato reproductor femenino y las mamas.

Las instituciones públicas recomiendan que las mujeres acudan a revisiones ginecológicas periódicas a partir de  los 18 años o en cuanto comiencen a tener relaciones sexuales. Se evaluará el estado de salud reproductiva de la paciente y se realizará un seguimiento a lo largo de toda su vida hasta aproximadamente los 65 años.

Seguimiento de embarazo y asistencia en el parto

El seguimiento del embarazo es otra de las principales tareas que lleva a cabo un ginecólogo. Incluso se recomienda acudir antes de concebir, para comprobar que la mujer goza del estado de salud necesario que los 9 meses de embarazo requiere.

El ginecólogo asistirá y aconsejará a la paciente sobre cualquier duda o problema  relacionado con su embarazo, continuando el seguimiento en las semanas posteriores al parto.

Orientación y educación sexual

Es de obligatoria necesidad que las mujeres reciban educación en cuanto a su sexualidad se refiere. El ginecólogo proporcionará información sobre métodos anticonceptivos, ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) y cuidados a tener en las prácticas sexuales.

Interrupción del embarazo

Los ginecólogos también llevan a cabo la práctica de la interrupción del embarazo o aborto, ya sea por algún problema de salud o por voluntad de la paciente. En ningún momento cuestionará la decisión de la paciente, manteniendo al margen sus opiniones personales al respecto.

A continuación te mostramos  las pruebas más frecuentes realizadas en las revisiones ginecológicas:

Citología vaginal o Prueba de Papanicolaou (Pap)

Podecimiento de citología vaginal introduciendo espéculo en la vagina de la mujer

 

Es la prueba más habitual para estudiar el estado del sistema reproductor femenino. Ideado por el médico griego Georgios Papanicolaou,  la prueba consiste en tomar una muestra de células epiteliales ubicadas en la zona de transición del cuello uterino para posteriormente analizarlas y conocer así el estado hormonal de la paciente. Además, permite la detección y el diagnóstico precoz de cáncer cervical.

Mamografía

Es la principal técnica para la detección precoz del cáncer de mama. Utiliza rayos X para examinar internamente el tejido mamario y detectar la existencia de alguna anomalía, si la hubiera. De este modo se consigue aumentar  la tasa de curación y que los tratamientos empleados sean menos agresivos.

Ecografía ginecológica

Mediante tecnología de ultrasonido esta prueba permite tomar imágenes internas de los órganos genitales femeninos y es la mejor manera de detectar quistes o pólipos que pudieran derivar en cáncer.

Densitometría ósea o DEXA

Es un tipo de radiografía que -como su nombre indica- sirve para medir la densidad de los huesos, es decir, su nivel de calcio y mineralización. Se utiliza para detectar la posible existencia de osteoporosis y se aplica fundamentalmente en mujeres que atraviesan la menopausia.

Esto es así porque es descenso en hormonas femeninas que experimentan las mujeres fuera de edad reproductiva tiene una implicación directa en los huesos, haciéndolos más frágiles.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.