Qué hacer ante la quemadura de un niño

Está claro que los niños no son conscientes de los peligros que le acechan. Uno de los más comunes que suelen suceder en los hogares, son las quemaduras. Estas son de tres grados:

-1º grado. Solo se enrojece la piel y no ocasiona ampollas. Se pueden tratar en casa. Tardan en cicatrizar de una a dos semanas, todo depende del tamaño

-2º grado. Se enrojece la piel y se forman ampollas, las cuales, se tratan en casa si son pequeñas, pero si se consideran de tamaño, se ha de acudir al hospital. Se tarda de dos a tres semanas en cicatrizar

-3º grado. Aquí la piel se daña en gran medida, incluso los músculos. Es totalmente necesario acudir al hospital

La curiosidad invade al niño, por ello, hemos de estar atentos a estas situaciones de peligro. Las ollas calientes, estufas, lámparas… llaman su atención. La vigilancia de un adulto, es crucial en estos casos. Si esto ocurre, se ha de saber qué hacer. Apunta lo siguiente:

-recuerda que solo los dos primeros grados de quemaduras se pueden curar en casa, si esto es así no dejarán cicatrices. Las de segundo grado se consideran pequeñas hasta 3 cm

-se ha de retirar la ropa que esté en contacto

-la quemadura se coloca en agua fría durante un tiempo de 10 minutos aproximadamente, de esta forma se detiene el calor y el dolor

-se aplica algún medicamento para quemaduras y se deja al aire libre. Si no tiene nada a mano, con una simple gasa fina con la que pueda pasar el aire es suficiente

-se limpia la herida con agua y jabón

-si aparecen ampollas nunca se abren, pues es una forma de protección

Más información- Heridas en los niños


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *