¿Qué hacer ante la sospecha de maltrato infantil?

sospecha maltrato infantil

A veces somos testigo de una situación que “nos chirría”, algo que te hace estar alerta sin saber porqué. Puede, que nuestra intuición como madres, nos haga creer que estamos ante una sospecha de maltrato infantil, entre los vecinos, amigos nuevos de nuestros hijos, compañeros de campamento, o incluso como profesional de la sanidad. A veces es complicada esa línea de la sospecha del maltrato, y sobre todo cómo actuar, si estamos ayudando o no al menor, o fomentando ese maltrato.

Sin embargo, ten presente, que la sospecha puede salvar a un niño que se encuentra en una situación de maltrato. Ante la duda, te recomendamos que lo notifiques, o al menos pongas en alerta a otras personas que también tienen contacto con el niño o la niña para que ratifiquen tus sospechas.

Consejos del Observatorio de la Infancia ante la sospecha de maltrato infantil

No podemos obviar la realidad de que los casos de maltroto infantil son cada vez más frecuentes. La Policía Nacional recomienda notificarlo, aunque se tengan dudas. Esta notificación va a poner en marcha la investigación, y, en caso de que se confirmarse el maltrato, garantizará la protección del menor.

Los teléfonos a los que puedes llamar para notificar la sospecha de maltrato son el 091, 112, 116 111 o cualquier otro número de emergencias, y defensa del menor. En general, el niño o niña que sufre desprotección o maltrato, no está en condiciones de solicitar ayuda o protección. Y, en muchos casos, los padres o familiares rara vez informan de la situación por estar implicados en ella.

Algunas de las señales comunes que se detectan en el maltrato infantill son: una falta de higiene adecuada, presencia de moratones, cicatrices o marcas en la piel, retraso en el crecimiento, aparición de infecciones o accidentes recurrentes… Hablamos sobre todo de abandono o maltrato físico. El maltrato emocional es más complicado de detectar.

Cómo notificar la sospecha del maltrato infantil

Para notificar la sospecha, sigamos hablando de sospecha, puedes llamar a los teléfonos que te facilitábamos arriba o personarte en el cuartel de la Guardia Civil o Comisaría de Policía. También en los Servicios Sociales básicos o de Atención Primaria, el Ayuntamiento, Servicios especializados con competencia en Protección de Menores, o Juzgado de Guardia. Fiscalía de Menores.

Se trata de una notificación, no implica una denuncia. Es poner en conocimiento de la entidad competente las sospechas. En ese caso, no estás obligada a entregar tus datos personales, pero se recomienda hacerlo por si las autoridades requieren más información. Las Administraciones Públicas competentes tienen que garantizar obligatoriamente los principios de confidencialidad y reserva en relación con los actos de comunicación, notificación, denuncia e informes técnicos

La responsabilidad de verificar o de confirmar el maltrato no te corresponde a ti como notificante, sino a los servicios especializados. Pero sin esta notificación no se activan los recursos de apoyo. El apoyo puede ser tanto al menor, como a la familia completa.

Sospechas de los profesionales

Reunión de padres con profesores

Todas las persona o autoridad tenemos el deber de notificar las sospechas de un maltrato infantil. Pero especialmente aquellos que por su profesión o función, detecten una situación de riesgo o desamparo, deben comunicarán a la autoridad. Esta notificación no significa no prestarle el auxilio inmediato, además. Hablamos de profesiones como maestros, monitores escolares, enfermeros, médicos, blibliotecarios…que detecten absentismo escolar o lesiones físicas.

Las Hojas de Detección Notificación de Maltrato Infantil, son diferentes en cada comunidad autónoma, van o por ámbito profesional (salud, educación, policía, servicios sociales), o para todos los ciudadanos, La mayor parte de ellas incluyen los siguientes apartados a rellenar: identificación del menor, indicadores o síntomas, tipos de maltrato, quien notifica, origen.

Te repetimos una idea clave, la detección precoz de una situación mejora los resultados en la intervención que se realice con la persona menor y su familia. Y al revés, a mayor tardanza en el proceso de detección y notificación, mayor incremento en la gravedad de las consecuencias que genera el maltrato en el menor. Así que lo dicho: ante la sospecha, notifica.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.