Qué hacer cuando tus hijos se pelean entre ellos

conflictos hermanos

La llegada de un nuevo hermanito es un momento de felicidad pero hay que ser honestos, las familias idílicas no existen y es normal que entre ellos halla celos, enfrentamientos, discusiones… Esos momentos crean mucha tensión, y los padres intentamos hacer lo mejor posible en estos casos. Pero, ¿Qué debemos hacer cuanto tus hijos se pelean entre ellos? Hoy os damos unos consejos para mejorar su relación.

Conflictos entre hermanos

Todos los padres quieren que sus hijos se lleven bien y se quieran, pero también es normal que haya conflictos entre hermanos igual que lo es en cualquier tipo de relación. Incluso se podría decir que los conflictos son necesarios para su desarrollo social. El problema no es que tengan conflictos sino como los resuelven. Y en eso los padres podemos hacer algo.

Peleas sin fin, celos, discusiones,… es agotador están separándoles e intentando que se lleven bien. La frustración te invade porque te gustaría que las cosas fueran de otra forma. El papel de los padres es fundamental en estos casos, tanto para que los niños aprendan a relacionarse y a solucionar conflictos, como a los padres para adoptar otro papel que el de guardaespaldas.

Muchas veces por desconocimiento, los padres intentan sobreproteger a sus hijos para que no se hagan daño. Tampoco hay que dejarlos a su suerte, sino adoptar un papel más de enseñanza que de castigo o sobreprotección. Darles las herramientas necesarias para que los niños aprendan la capacidad de resolver conflictos por ellos mismos.

Veamos unos consejos sobre qué hacer cuando tus hijos se pelean entre ellos.

hermanos discusiones

Qué hacer cuando tus hijos se pelean entre ellos

  • Enseñarles a no usar la violencia para defenderse. Como padres debemos enseñar a nuestros hijos a no usar la violencia para defenderse, tanto si es su hermano como un niño del colegio. No te pierdas el artículo “enseñar a los niños a defenderse sin usar la violencia”.
  • Abandona el papel de juez. En estos casos lo fácil es caer en el rol de juez y decirle a cada uno lo que tiene que hacer. Lo más adecuado es que abandones ese papel y tomes mejor el rol de árbitro. Así no tendrás que solucionar tú el conflicto, serán ellos mientras tú les guías en el proceso. Es importante darles autonomía para que resuelvan sus problemas.
  • Qué propongan alternativas a estas conductas. Al tener el rol de árbitro o intermediario, serán ellos los que tengan que proponer conductas alternativas a las discusiones y conflictos. Os sentareis todos juntos y tú puedes ir anotando las soluciones que propongan aunque suenen absurdas. La idea es que ellos mismos recapaciten sobre su comportamiento, y en que hay otros mucho mejores donde elegir.
  • Escúchales. Los niños necesitan sentirse comprendidos y para eso es necesario escucharles. Pon tus oídos sin juzgar, valida sus emociones y luego anímales a que hablen entre ellos y también se escuchen. Muchas veces escuchamos para responder no para comprender. Ahí está la clave, escuchar a los demás y ponernos en su lugar.
  • Que se sientan queridos y valorados. Muchas discusiones van a ser fruto de obtener tu cariño y atención. Si todos tus hijos se sienten queridos y valorados por igual, estas situaciones serán muy pocas. No les compares ni les critiques, los niños solo ansían aceptación y amor de ti, y puede ser una gran fuente de dolor no tenerlo.
  • Promover el respeto en la familia. Los niños aprenden lo que ven. Así que hay que fomentar el respeto tanto entre los miembros de la familia como con los demás. Los valores son muy importantes para los niños, y se aprenden en el hogar. Enseñarles a mostrar sus opiniones, deseos o sentimientos sin ofender a nadie. La asertividad es muy importante, no te pierdas el artículo “cómo fomentar la asertividad en niños”.

Porque recuerda… los padres debemos dejar que nuestros hijos resuelvan sus conflictos solos, e intervenir solo en casos donde se vaya de las manos la situación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.