Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

La maternidad es un camino largo, lleno de altibajos, de momentos bonitos pero también, de sufrimiento y situaciones complicadas. En algunos momentos, ser madre puede convertirse en el trabajo más duro de realizar. Porque además de ese importante papel en la vida, una madre no deja de ser una persona individual. Algo que en algunos momentos, se ve eclipsado por el papel principal que es el de ser madre.

Son muchas las causas que pueden llevar a una madre a tener una relación difícil con alguno de sus hijos. Las razones son infinitas, puede que incluso no sea más que una consecuencia de la falta de comunicación. No obstante, es difícil saber qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre. Sobre todo para las personas que están alrededor, que sufren con esta situación sin saber muy bien cómo ayudar para mejorarla.

La ruptura de la unidad familiar, la principal causa de rechazo hacia la madre

Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

Cuando se produce una ruptura de la unidad familiar, indudablemente los hijos son los qué más salen afectados. No entienden las razones, no está en su comprensión entender que sus padres ya no pueden convivir juntos. Esto provoca que en muchas ocasiones, los hijos busquen el culpable de esta situación, algo que generalmente recae en la madre. Si además el niño se encuentra en plena etapa de cambios por la adolescencia, se suma una rebeldía hacia los adultos, especialmente hacia el más vulnerable.

Esto sucede porque en la mayoría de los casos, los hijos continúan viviendo con la madre. Es decir, las normas, las obligaciones, las prohibiciones y todo lo que tiene que ver con responsabilidad, viene de parte de la madre en mayor medida. Los niños buscan un culpable de esta nueva situación y el no entender las causas de la separación, pueden culpar a uno de los padres, en este caso a la madre.

Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

Antes de poder buscar una solución a esta situación tan complicada, es esencial encontrar la causa que lo provoca. Es necesario averiguar porqué un hijo no quiere saber nada de su madre, para poder actuar en consecuencia. Para ello, es necesario que la familia actúe como un equipo, alguien, preferiblemente el otro progenitor, que pueda encargarse de hablar con el hijo y encontrar la causa del problema.

Cuando la situación es muy compleja o se extiende demasiado en el tiempo, probablemente será necesario contar con la ayuda de un profesional. En muchos casos es necesario buscar la ayuda de una persona externa, ajena al entorno familiar y preparada para tratar este tipo de problemas familiares. Una terapia familiar puede ayudar a mejorar la comunicación y ofrecer las herramientas necesarias para solucionar esos problemas que surgen con la convivencia y son difíciles de gestionar.

En caso de que el hijo sea mayor de edad, la situación puede ser más complicada de afrontar, puesto que quizá no quiera participar en una terapia familiar con un psicólogo especializado. Es fundamental en esta situación contar con la intermediación familiar, buscar la forma de mantener una conversación, poner encima de la mesa los problemas y buscar juntos una solución.

Qué hacer como madre

Que tu hijo no quiera saber nada de ti es muy doloroso, para una madre puede ser un golpe difícil de superar. Por ello, si es tu caso no olvides que debes cuidarte, que debes contar con la ayuda de un profesional que te ayude a comprender y gestionar esta situación. Sea cual sea el motivo que ha provocado esta situación, es esencial que te encuentres fuerte para poder hacerle frente.

Intenta hablar con tu hijo, evitando las discusiones fuera de tono o los reproches. Probablemente tu hijo esté sufriendo de una forma difícil de entender. Procura ponerte en su lugar, intenta que se abra contigo y que sea capaz de hablar sobre sus sentimientos y lo que le ha llevado a tomar la decisión de alejarse de ti. Es posible que necesite algo de tiempo y que no encuentres la respuesta que buscabas a la primera. No te rindas, no cierres la puerta a una reconciliación y sobre todo, no dejes de hacerle saber a tu hijo que pase lo que pase, siempre podrá contar con su madre.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

12 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Marilo dijo

    Hola es complicado, mi hija la tuvo que echar mi hija menor ante tantos insultos hacia mi persona, mi hija llevaba años con comportamientos tal como si me veia relajada o disfrutando en una comida me llamaba la atencion por cualquier cosa, o en el caso del corona virus situacion que ha agravado en reproches como me vais a matar si cogeis el virus, etc…. ya ha hecho tres meses de ese dia, antes de ese dia me decia » se te va a olvidar mi cara» vino hace una semana por su ropa de su habitacion y aproveche para decirle que iba a hacer en noche buena…. y me contesto lo pasare de donde no me echen, ha tenido actitudes insultantes y tambien reconozco que me he puesto a su altura, error por mi parte pero me saco de mis casillas, ella me ha llegado a pellizcar en el brazo o darme en el brazo cuando he querido hablar con ella gritandome que le dejara tranquila, comia y cenaba a solas en su habitacion o no me hablaba y si lo hacia era recriminando y yo le repetia que no me hablara asi, tambien he de decir que no quiero verla, me sube la tension, estoy mas tranquila asi, hay cierto descanso pero exactamente algo me he perdido y nunca me lo ha puesto facil para saber el motivo. en fin… esta situacion hace 9 meses ni en sueños. Mi pequeña me dice que estamos mas tranquilas que como no me decidia a echarla que lo hacia ella y yo no me opuse puesto que la situacion era mas que insostenible.. como hago??? no se si felicitarla el dia de su cumpleaños, me siento que soy lo peor, no me siento buena madre ni quiero ir de victima, pero creo que he suspendido en la asignatura de ser madre. La verdad fracasada, rota y desorientada y deshubicada y echa trizas imagino que mi hija estaba bien en su nueva situacion, esta con su pareja y tal y con su familia, y me alegro por ello, prefiero que este donde la quieran tambien y tenga paz, alli mi hija noto que esta mas agusto que en mi casa. bueno acabo, buenas tardes.

  2.   María Antonia dijo

    Hola,tengo unhija de 18 años,y no me quiere ver ni nada,le expliqué los motivos de la adopción pero nada k hacer ha tenido varias crisis,pero tampoco quiere ver a mi.madre ni a sus dos hermanos,ni se k hacer,dice k la deja tranquila,es lo k hago,k más se puede hacer? gracias

  3.   Olga dijo

    Hola , yo llevo sin ver ,hablar mi hija 7 años me divorcie de su padre y desde entonces he intentado verla , comunicarme y nada.
    En fecha especial me muero de dolor.

  4.   Mar dijo

    Y las respuestas?por que estoi en situación parecida…..gracias

  5.   elena dijo

    hola tengo una hija de 39 anos, yo tengo 64.Es hija unica de padres separados. Muy inteligente con un ucoeficiente intelectual superior a la media/ Hace 5 anos que me dejo de hablar. No tenemos a nadie de familia, ella tiene pareja yo no, lo paradojal que es sicopedagoga , con master. Me ha destruido el alma pero sigo confiando que algun dia reflexione . Demas esta decir que hice todo para llamar su atencion desde hacerles cartas pedir rogar hasta enfrentarme, no hubo caso. Hizo su vida con la familia del marido y a mi me descarto. Muy doloroso

  6.   Esther dijo

    Soy divorciada y paso por esta dura situación desde hace 6 años con mis dos hijos. Sufro en cuerpo y alma y hoy en día mi salud se ha visto afectada por todo esto. Mi pregunta abierta a todos es : ¿ porque se habla del abandono de padres a los hijos ? Pero es primera vez que veo hablar el abandono de los hijos a los padres ….

    Y aquí e visto que no es solo a mi que me sucede …

    Dios mio que dificil es sufrir el abandono de nuestros hijos .

  7.   Cecilia Cabrera dijo

    Me separe y mis hijos no me hablan desde hace 4 años. Atravieso el dolor como puedo. Quise quitarme la vida. Pero me di cuenta que no era la solucion. Me gustaria formar un grupo de wapp….o algun medio para comunicarnos y apoyarnos en el dolor. Soy de Buenos Aires. Argentina

  8.   Isabel dijo

    Creo que nadie puede entender algo así, he hecho mucha introspección, no hay un motivo razonable porque mi hija ahora casada y con un bebe me haya echado de su vida, he sido una buena madre, he estado con ella siempre que me ha necesitado, durante el embarazo y con el bebe, deje de lado todo, trabajo de noche y si me necesitava allí estaba sin dormir, solo habla ella,todo lo que yo decia son tonterias, yo dispuesta igual para todo,hace unos meses sufri una lumbàlgia i todo fueron quejas, que si no me ayudas que si mala abuela, yo tumbada tres meses sin poder caminar, sola en casa, jamas vino ni para traerme un vaso de agua, luego vinieron las faltas de respeto y finalmente el repudio total, ahora no veo ni a mi nieto, son una abuela joven, tengo 57 años, no puedo entender nada, a lo que se sumo mi hijo, tiene 27 años, no aparece por casa cuando venia todos dias, abrazos y preparame la merienda, otro abrazo y te dejo la ropa para que la laves, jamas entendere como ha sucedido esto y creo que no podré perdonar tanto dolor injustificado

  9.   Claudia dijo

    El dolor es infinito y la amargura es horrible cuando mis hijos me ignoran, me siento usada y desechada. Una hace todo lo posible y más para criarlos y que luego dejen el hogar preparados, sanos con estudios y las herramientas para comenzar sus propias vidas. Me explicaron que es por el divorcio hace años y que no tengo familia que me respalde (mis padres murieron , no tengo hermanos y el padre se desentendió de su crianza y gastos), seguí sola como pude pero me ven vulnerable y pobre (soy inmigrante y no sé hablar bien el alemán, además que salí de una villa miseria). Siente vergüenza de presentarme a alguien y todo lo que digo para ellos es, según sus palabras, de una vieja tonta que no sabe nada. Me abrí paso sola en la vida y sabía que iba a terminar sola, pero no imaginé ni en mis peores pesadillas que iba a estar condenada al silencio absoluto y a no tener el derecho de presentarme en sus nuevas vidas.
    Trabajo y estudio, cuando me preguntan por mi familia…he llegado a mentir para evitar dar respuesta o no ponerme a llorar, simplemente digo que estoy sola. No hay consuelo.

  10.   Mary Carcelen dijo

    Me uno al dolor de todas las madres que están atravesando el desprecio de sus hijos porq yo lo estoy sufriendo ahora, es duro me desgarra el alma como me señala mas que todo el varón, me juzga y la decisión que tome de alejarme de su padre para mi es lo mejor de vez de que vean tanto maltrato psicológico que este hombre hacia conmigo, gritos, pero el costo del odio de mi hijo hacia mi es notable que solo le pido a Dios que me dé fuerza y trate con su corazón, que duro que es de ver como un padre sea capaz de alejar a los hijos de la madre por coraje y no saber diferenciar que una cosa son los problemas de pareja y muy distinta que los hijos respeten a sus padres

  11.   María del Mar dijo

    Mis hijas se fueron hace año y medio sin despedirse de mí. Durante el confinamiento hubo roces, pero no tan graves como para algo tan malvado. Son mayores de edad, la mayor se lleva a fatal con la pequeña, se peleaban continuamente. De pronto vi un cambio, se llevaban genial, yo estaba contenta, aunque a mí me dejaban de lado y me faltaban al respeto. Un día se fueron, la pequeña se dejó de llevar por la mayor, pero como le iba bien, aunque al principio estaba mal se quedó con ella. El padre que toda su vida ha sido un maltratado ha ayudado para hacerles más fácil que me dejasen. Pero no sólo se fueron es que no quieren ni hablarme y me desprecian. Juro que he luchado a muerte por y para ellas. Me quedé sin nada, hasta me cortaron la luz, todo lo que tenía lo gasté en mantener la familia durante esos meses que estuvimos encerrados. Estoy enferma y sola en este mundo. Lo he perdido todo, ya no tengo familia. Estoy totalmente abandonada, solo viví por ellas y es tanto el dolor que no puedo vivir. He intentado hablar con la mayor que trabaja a dos pasos de mi casa y me rechaza y me mira como si estuviera poseída, me ridiculiza delante de sus compañeras. Parece que no soy nada suyo. Les dí toda mi vida, ellas eran mi vida y no puedo recuperarlas. A la pequeña no la he vuelto a ver. Es como si me hubieran enterrado antes de morir. Yo sinceramente juro que no sé qué mal les hice para tanto odio, tampoco me lo dicen. Estoy enferma, desprotegida, sola, sin nada y nunca hubiera imaginado todo esto. Solo quiero hablar con ellas pero no sé ni donde viven, están en el pueblo de al lado y es grande y, aunque lo supiera… Supongo que daría lo mismo. Estoy siempre sola con ganas de matarme porque este dolor no lo soporto. Estoy medicada, pero esta soledad y estar sin nada me hunde. Hay días que no puedo levantarme. El día que se fueron la pequeña me empujó, yo quería despedirme, abrazarla, me caí, me dio un ataque de ansiedad y me dejaron tirada en el suelo. Me quiero morir.

  12.   Marina dijo

    Hace 10 años me separé, hoy mis hijos tienen 21 y 17 años respectivamente. Hace 5 años q no les veo y las pocas veces q responden a los infinitos intentos de hablar con ellos es para reprocharme. Este es el resultado obtenido, tras someterse a una manipulación y adoctrinamiento por parte de su padre, el cual me juró q no pararía hasta q mis hijos me odiaran. Y si señor! Hay q felicitarle….hizo un trabajo de diez! A día de hoy todavía no es consciente q por hacerme daño a mi, se lo está haciendo a sus hijos, los alejó de mí y de toda mi familia, los está privando de una relación con su madre, abuelos, tíos, primos…….
    Para más inrri él no vive con ellos, le dió ese cometido a su mamá, para así tener tiempo para vivir su vida! Es una larga historia de la cual podría escribir varios tomos.
    Para l@s q os encontréis en una situación igual o parecida… xq no es question de género, sino de personas. Buscad ayuda de un buen profesional, cuidad vuestra salud mental, poneros fuertes y esperad q el tiempo recoloque las cosas. Ellos también se harán adultos, vivirán experiencias, madurarán y sacarán sus propias conclusiones, quien sabe si mañana tocarán a nuestra puerta y nosotr@s estaremos con los brazos abiertos para poder abrazarles inmensamente. Desde aquí mando mucha fuerza y esperanza para quien la necesite!

bool(true)