Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

La maternidad es un camino largo, lleno de altibajos, de momentos bonitos pero también, de sufrimiento y situaciones complicadas. En algunos momentos, ser madre puede convertirse en el trabajo más duro de realizar. Porque además de ese importante papel en la vida, una madre no deja de ser una persona individual. Algo que en algunos momentos, se ve eclipsado por el papel principal que es el de ser madre.

Son muchas las causas que pueden llevar a una madre a tener una relación difícil con alguno de sus hijos. Las razones son infinitas, puede que incluso no sea más que una consecuencia de la falta de comunicación. No obstante, es difícil saber qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre. Sobre todo para las personas que están alrededor, que sufren con esta situación sin saber muy bien cómo ayudar para mejorarla.

La ruptura de la unidad familiar, la principal causa de rechazo hacia la madre

Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

Cuando se produce una ruptura de la unidad familiar, indudablemente los hijos son los qué más salen afectados. No entienden las razones, no está en su comprensión entender que sus padres ya no pueden convivir juntos. Esto provoca que en muchas ocasiones, los hijos busquen el culpable de esta situación, algo que generalmente recae en la madre. Si además el niño se encuentra en plena etapa de cambios por la adolescencia, se suma una rebeldía hacia los adultos, especialmente hacia el más vulnerable.

Esto sucede porque en la mayoría de los casos, los hijos continúan viviendo con la madre. Es decir, las normas, las obligaciones, las prohibiciones y todo lo que tiene que ver con responsabilidad, viene de parte de la madre en mayor medida. Los niños buscan un culpable de esta nueva situación y el no entender las causas de la separación, pueden culpar a uno de los padres, en este caso a la madre.

Qué hacer cuando un hijo no quiere saber nada de su madre

Antes de poder buscar una solución a esta situación tan complicada, es esencial encontrar la causa que lo provoca. Es necesario averiguar porqué un hijo no quiere saber nada de su madre, para poder actuar en consecuencia. Para ello, es necesario que la familia actúe como un equipo, alguien, preferiblemente el otro progenitor, que pueda encargarse de hablar con el hijo y encontrar la causa del problema.

Cuando la situación es muy compleja o se extiende demasiado en el tiempo, probablemente será necesario contar con la ayuda de un profesional. En muchos casos es necesario buscar la ayuda de una persona externa, ajena al entorno familiar y preparada para tratar este tipo de problemas familiares. Una terapia familiar puede ayudar a mejorar la comunicación y ofrecer las herramientas necesarias para solucionar esos problemas que surgen con la convivencia y son difíciles de gestionar.

En caso de que el hijo sea mayor de edad, la situación puede ser más complicada de afrontar, puesto que quizá no quiera participar en una terapia familiar con un psicólogo especializado. Es fundamental en esta situación contar con la intermediación familiar, buscar la forma de mantener una conversación, poner encima de la mesa los problemas y buscar juntos una solución.

Qué hacer como madre

Que tu hijo no quiera saber nada de ti es muy doloroso, para una madre puede ser un golpe difícil de superar. Por ello, si es tu caso no olvides que debes cuidarte, que debes contar con la ayuda de un profesional que te ayude a comprender y gestionar esta situación. Sea cual sea el motivo que ha provocado esta situación, es esencial que te encuentres fuerte para poder hacerle frente.

Intenta hablar con tu hijo, evitando las discusiones fuera de tono o los reproches. Probablemente tu hijo esté sufriendo de una forma difícil de entender. Procura ponerte en su lugar, intenta que se abra contigo y que sea capaz de hablar sobre sus sentimientos y lo que le ha llevado a tomar la decisión de alejarse de ti. Es posible que necesite algo de tiempo y que no encuentres la respuesta que buscabas a la primera. No te rindas, no cierres la puerta a una reconciliación y sobre todo, no dejes de hacerle saber a tu hijo que pase lo que pase, siempre podrá contar con su madre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.