Qué hacer para hacer interesante la lectura

Un libro tiene mucho que ofrecer a un niño y nosotros, los adultos, somos lo encargados de ponérselos en sus manos para que puedan descubrirlo.

Puede ser toda una aventura para él, mostrarle que uno de sus personajes favoritos, puede tener aventuras muy interesantes, de esta forma, no se acercará de una manera impuesta, sino con interés.

Los libros para niños, están enfocados de manera atractiva, por ello, sus dibujos son grandes, llamativos… sus letras de gran tamaño, textos cortos, divertidos, simples… de esta forma captan su atención   y lo alejan del aburrimiento.

Una buena idea, es crear un rincón de lectura en casa, cómodo, tranquilo, iluminado… que resulte atractivo para cualquier momento del día que apetezca leer, incluso compartir ratos en familia a través de la lectura.

Cuando vayamos a comprar un libro, el niño ha de acompañarnos para que él escoja el que más le interese y agrade, pues ha de ser él quien lo lea. Nosotros le podemos ayudar.

Al salir de paseo, un buen modo de incentivarlo, es leyendo los carteles publicitarios, además de ir a actividades culturales relacionadas con la lectura, visitas a la biblioteca…

En el momento de la lectura, hemos de ir mostrando los dibujos e ilustraciones e ir leyendo en voz alta para lograr captar la atención. Cuando llegue a su parte favorita, él mismo la puede leer, dándole así mayor emoción en la historia.

Al finalizar, hemos de comentar la lectura, es una buena forma de expresión para comentar lo que más nos ha gustado, qué reacción han tenido los personajes, qué hubiéramos hecho nosotros…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *