¿Qué hacer para que la visita al médico no sea algo traumático?‏

Hay niños que se acostumbran a ir al doctor sin ningun temor, pero hay otros que se niegan o comienzan a llorar cuando aun estan lejos o ni bien atraviesan la puerta del consultorio.

También estan aquellos niños que tal vez lloraban en los primeros meses y despues se acostumbraron o al revés. Esta situación se agrava en aquellos que padecen alguna enfermedad o afeccion que los hace concurrir al pediatra con mas frecuencia que la habitual o que deben ser sometidos a alguna intervención.

Para calmar el temor del niño, segun sea su caracter, es bueno considerar algunas sugerencias e ideas
que puede adoptar:

-Comprele libritos que muestren lo que hace el doctor, explicandoles que solo estando sanos pueden
jugar en grupo, ir al parque etc.
-No prepararlo demasiado. En algunos ninos no funcionan las explicaciones con anticipacion. Tal vez pasen un mal momento pero que se termina rapidamente y no acumulan temor o angustia por lo que
pueda suceder.
-Decirle lo que ocurrira: que lo van a pesar, medir, que lo examinaran, vacunaran etc. explicándoles que todo ello es por su bienestar
-Ir preparado. Si hay que esperar un buen rato conviene llevar algunos juguetes, bebidas, cuentos etc. que hagan mas amena la espera.
-Llevar algun premio o regalito. Esta tecnica casi nunca falla. Si es bueno y se porta bien se le premiara.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *