Qué hacer para que mi hija coma frutas y verduras

Cómo hacer que mi hija coma frutas y verduras

¿Te pasas la vida peleando para que tu hija coma frutas y verduras? Tranquila, es algo muy normal y compartido en muchas familias. Los niños, por lo general, suelen desarrollar rechazo por ciertos alimentos. Sin saber por qué, sin tener razón porque en muchos casos ni siquiera han probado el alimento en sí. Pero la cuestión es que rechazan las verduras, las legumbres, el pescado o cualquier otro alimento y la comida se convierte en una pelea diaria.

Obligarles no funciona y sobre todo no es nada recomendable, primero porque causa más rechazo en los niños, segundo porque no se debe obligar a un niño a nada. Lo ideal es enseñarle a comer de todo, desde la tranquilidad, utilizando herramientas como la creatividad. Con las que se puede lograr que los niños aprendan a comer mejor, sin lágrimas y sin batallas en cada comida.

Consejos para que tu hija coma frutas, verduras ¡y de todo!

Enseñar a los niños a comer verduras

No se puede obligar a los niños a comer, ni forzarles, ni meterles el tenedor a la fuerza. Pero tampoco se puede optar por dejar que no coman lo que quieran, porque cada día encontrarán algo nuevo que no quieran. Y así, lo convertirán en una costumbre y terminarán por llevar una dieta pobre y peligrosa. Pero entre medias existe un término medio, que es el que hay que esforzarse por encontrar.

Con los niños muy pequeños la creatividad es la mejor opción, porque su rechazo suele ser básicamente por el aspecto del alimento. Si lo transformas en algo que les resulte divertido, es más fácil que lo quieran probar y se olviden de que no les gusta. El problema llega cuando los niños crecen y son más conscientes de que la comida es la misma, por muy divertida o bonita que la quieras servir. En este caso, hay que utilizar otras estrategias como las que encontrarás a continuación.

Involucra a tu hija en la cocina

No es lo mismo ver el plato en la mesa, que descubrir cómo se transforman los alimentos. Aunque para ti pueda resultar algo aburrido, monótono o sin sentido, porque lo haces cada día de forma autómata, para un niño resulta algo muy interesante. Por ejemplo, el huevo puede pasar por muchos estados diferentes antes de convertirse en un plato comestible.

Juega en la cocina con tu hija o con tus hijos, enséñales a cascar el huevo, batirlo con un tenedor y transformarlo en una tortilla para la cena. Este sencillo acto puede ayudar a tu hija a ver la comida de otra forma, más divertida y productiva. Además, cuando los niños cocinan se sienten más motivados a probar la comida que ellos mismos han creado.

Una visita al supermercado

Pero a uno tradicional, en un mercado de abastos donde los niños puedan disfrutar de los puestos de diferentes alimentos. Ver todas las frutas y las verduras colocadas, con sus olores, sus colores y la habilidad de los comerciantes, resulta toda una experiencia para los niños. Pídele a tu hija que te acompañe a comprar, pero no como una tarea de casa, sino como una vivencia de dos, transfórmalo en algo divertido.

No hace falta que coma todo tipo de frutas y verduras

Niña comiendo sandía

Los mayores se empeñan en que los niños deben probarlo todo, sin tener en cuenta que tienen gustos propios y deben tener la oportunidad de descubrirlos. A nadie le gustan todos los alimentos, por lo que los niños también tienen derecho a tener sus preferencias. Si es capaz de probar algunos tipos de verduras y frutas y le gustan, los acepta, confórmate con eso, al menos de momento.

Es preferible que tome 3 o 4 tipos de frutas o verduras de forma regular, con gusto y sin peleas de por medio, antes que pasar la vida batallando para que pruebe todo tipo de variedad de alimentos. En el primer caso, comerá con gusto y será más abierta a la idea de probar cosas nuevas en otro momento. En cambio, la obligación solo aumentará su rechazo y negativa a comer las cosas que no le llaman la atención.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.