Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo

Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo

Muchas mujeres están esperando el momento deseado de estar embarazadas, pero por diversas circunstancias la noticia puede llegar a ser una sorpresa y llega a ser temida y estresante. Para muchas mujeres conocer el dato y tomar una decisión les brinda un mar de incertidumbres, ¿Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo?

Sin duda, la decisión no está limitada, hay muchas formas de pedir ayuda e información y hacerte sentir que no estás sola. Las opciones están servidas, se puede tomar la decisión de tener al niño, llegar a abortar o dar al bebé en adopción. Cualquiera de estas elecciones será de gran meditación y podrán ser evaluadas con gran decisión.

¿Cómo tomar una decisión correcta?

El mejor consejo es compartir tu estado con gente de confianza. Siempre la mejor elección es ayudarte de tus familiares más cercanos, pues lo más probable es que sean ellos quien mejor te den ese buen consejo. No obstante, busca cualquier tipo de apoyo emocional con personas cercanas y que puedan dar una evaluación precisa y con respeto.

Por otro lado, tenemos al padre del bebé quien puede encaminar esa gran decisión. El médico de cabecera también ofrece el mejor apoyo desde su experiencia profesional y puede derivar a algún tipo de ayuda dependiendo del caso y puede derivar el caso a un consejero capacitado.

Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo

Tan pronto como se conozca la noticia hay que tomar una decisión correcta. Si la opción es continuar con el embarazo por tener que dar al niño en adopción, es mejor ir tomando precauciones Hay que cuidar tu estado y tu alimentación, dónde hay que apartar cualquier sustancia tóxica que pueda perjudicar al bebé. Igualmente hay que descansar y no tomar ningún tipo de medicamento sin antes consultar con su médico.

¿Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo?

De entre todas las opciones la decisión de no querer tener un embarazo comienza por decisiones personales. O bien porque no es el momento, o eres demasiado joven y quieres seguir concentrado en los estudios. Entre otras decisiones está el querer tomar algunas metas y lograr objetivos, dónde un bebé en esos momentos sería un impedimento.

El aborto

El aborto entra dentro de la interrupción de un embarazo. La decisión de tomar este tipo de vía hay que decidirla tan pronto como sea posible, ya sea por tu propia salud. El aborto en España es libre y legal desde el año 2010, dentro de la Ley Orgánica 2/2010. Se establece que una mujer mayor de edad puede interrumpir su embarazo antes de las 14 semanas de gestación.

Qué hacer si estoy embarazada y no quiero tenerlo

Esta opción correrá en manos de un médico especialista, ya sea en un centro sanitario público o en un centro privado acreditado. En el caso de ser menor de edad tendrá que haber un consentimiento firmado por los padres o personas de acogida. No todos los médicos especialistas pueden dar el permiso de un aborto, por lo que puede ser derivado el caso a otro médico que esté dispuesto.

La adopción

Es otra de las formas, la de poder dar en adopción a un bebé no deseado. Se trata de poder ofrecer la oportunidad de tener un hijo a otra familia. Ello se encargarán de poder cuidar de ese niño de forma permanente y bajo un contrato legal.

El proceso de darlo en adopción tendrá lugar en el momento casi inmediato de que se dé a luz y por lo tanto reconforta a tener que ser una decisión firme y definitiva. Para poder hacer este proceso hay que tener contacto con una agencia de adopción o un abogado especialista.

Sobre la opción de poder darlo en adopción también puede ser regulada una vez se tenga el niño, una mujer embarazada en España no puede dar su consentimiento hasta que no hay nacido ese bebé. La madre biológica tendrá que firmar un documento de renuncia por la potestad de esa persona.

En un momento como éste, la decisión que se tome debe de estar muy meditada, ya que se juntan una infinidad de sentimientos y pensamientos muy comprometidos. Es por ello que cualquier tipo de ayuda es agradecida y siempre desde el apoyo condicional que una persona de confianza.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Amapola dijo

    Si no quieres tenerlo, la primera opción debe ser darlo en adopción. Pobrecito, el aborto es el fin de su vida ¿por qué? Hay muchas familias en España que están dispuestas a acogerlo y criarlo… deja a tu hijo/a que lleve adelante su vida, aunque tú no puedas/quieras criarle y educarle