Qué hacer si mi hijo comió veneno para ratas

Mi hijo comió veneno para ratas

Algunos niños pueden llegar a sufrir intoxicaciones por sustancias que sirven como envenenamiento para ciertas plagas. Aunque no lo parezca todavía existen datos que corroboran que muchos de los niños, especialmente menores de 6 años, sufren envenenamiento accidental por su ingestión. Si tu hijo es uno de los casos, has de saber que si comió veneno especial para ratas hay que tomar una serie de medidas de urgencias que a continuación detallamos.

Entendemos que los roedores pueden llegar a crear plagas y encontrarlos en los hogares puede llegar a ser peligroso. Estos pequeños animales transmiten enfermedades, dañan objetos e incluso pueden contaminar los alimentos. Es por ello, que su eliminación debe de estar controlada y para ello se exponen rodenticidas en muchos de los rincones.

Estos venenos deben de estar controlados y no expuestos de forma casual ante los niños. Sin duda los niños son pioneros en descubrir todo lo que hay a su alrededor, sienten esa gran curiosidad y sobre todo las ganas de meterse cualquier cosa en la boca. Como progenitores debemos de controlar y mantener un control seguro de estos venenos.

¿Qué son los raticidas o venenos para ratas?

Son también llamados rodenticidas, muchos de ellos son anticoagulantes, creados a partir de productos químicos para matar a los roedores. Su finalidad es causar un sangrado interno que produce hemorragias internas y matar al animal.

El Fosfuro de Zinc también se utiliza para liberar gas de fosfuro que daña cerebro, riñones, hígado y corazón. El Talio también es otro raticida que produce una intoxicación grave a nivel celular.

¿Qué hacer si tu hijo comió veneno para ratas?

Hay que asegurarse que el niño ha ingerido exactamente esa sustancia, ya que debemos dar parte de su composición para su posible tratamiento. Si dudas que el niño haya ingerido tal sustancia, se puede observar si contiene algún color sospechoso en su boca, ya que la mayoría de estos venenos contienen colorantes.

Asegúrate que el niño respira correctamente, ya que si está inconsciente puede que le esté faltando el aire y habrá que ayudarlo a que lo vuelva a recuperar. Hay que llamar al Servicio de Información Toxicológica, al pediatra o a un servicio de urgencias dónde pueda ser atendido por un médico. En el número de Información Toxicológica ( 91 562 04 20) podrás ser asesorado por médicos especializados y forenses que darán la mejor pauta y primeros auxilios para un tratamiento de urgencias.

Mi hijo comió veneno para ratas

Cómo le puede afectar a mi hijo la ingesta de raticidas

Es importante conocer los componentes y la cantidad de veneno ingerido. El daño que puede afectar en el organismo de una persona siempre estará medido por la cantidad ingerida, la sustancia química y la complexión de la persona.

Lo más seguro es que se tenga que inducir el vómito para expulsar la sustancia tóxica. No obstante, hay que corroborar este hecho con gran medida, pues el vómito para muchas intoxicaciones está contraindicado.

Su ingesta es un hecho muy grave, ya que si el niño ha tomado raticida con anticoagulante podría sufrir sangrados que se exteriorizan con vómitos, orina, sangrado de la nariz y llegar al sistema gastrointestinal y cerebral.

Si su compuesto era Talio los síntomas se manifiestan con dolor abdominal, vómitos, diarrea, dificultad para respirar y desvanecimientos. Con el Fosfuro de Zinc los síntomas son parecidos, con un gran dolor de cabeza, mucha tos y con un aliento característico a ajo.

Consejos para prevenir futuros accidentes

Cómo gran medida de seguridad no se debe de colocar estos venenos en lugares de gran alcance para los niños. Los lugares dónde han de estar guardados estos deben de ser de difícil acceso, ya sea un bote de cristal o en un lugar muy alto. Los niños no deben de confundirlos con un alimento.

Es importante asegurarse que la casa no tenga fácil acceso para estos roedores. Hay que tapar cualquier acceso desde el exterior de la casa y mantener el hogar limpio y ordenado. Si quieres conocer más consejos sobre limpieza, puedes leer “cómo hacer una limpieza general en casa”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.