Qué hacer si tu bebé tiene costra láctea

bebe recien nacido

La costra láctea es muy común en bebés recién nacidos y aunque puede preocupar mucho a los padres y madres, especialmente los primerizos, no se trata de algo grave. Se trata de una condición que padecen la mayoría de los bebés, y aunque se suele llamar costra láctea, el nombre correcto es dermatitis seborreica del lactante. Lo que no es más que las consecuencias de un exceso de sebo de las glándulas sebáceas del bebé.

Las características de la dermatitis seborreica son muy fáciles de advertir, ya que se forma una especie de costra en el cuero cabelludo, producida por escamas y enrojecimiento de la piel. Aunque no se trata de un problema grave, ni una infección que pueda dañar al bebé, para el pequeño puede resultar molesto. Como ocurre con cualquier problema de la piel, la descamación produce picor e irritación.

Al tratarse de un problema que afecta al recién nacido y bebés de muy corta edad, la costra láctea puede sumar un añadido de complejidad a esas primeras semanas de cuidados del bebé. Por ello, vamos a ver cómo puedes actuar si tu bebé presenta costra láctea. Aunque lo primero que debes hacer en cualquier caso, es consultar con su pediatra para asegurarte de que se trata de eso y no de cualquier otro problema de la piel.

Cómo tratar la costra láctea del bebé

Costra láctea

Aunque la dermatitis seborreica del lactante suele desaparecer de forma natural, por si sola, es normal que quieras acelerar el proceso para ayudar a tu bebé. Según los expertos, estos son algunos remedios que puedes utilizar para ayudar a eliminar la costra láctea del cuero cabelludo de tu bebé.

  • Lavar la cabecita del bebé diariamente: Cada día durante la rutina del baño, lava la cabecita de tu bebé utilizando un champú específico para recién nacidos. Masajea suavemente el cuero cabelludo para favorecer la eliminación de las escamas. Asegúrate de eliminar muy bien cualquier resto de jabón, aclarando la cabecita por completo con agua limpia.
  • Masajea el cuero cabelludo con vaselina líquida: Con una pequeña cantidad de vaselina líquida, masajea la cabecita del bebé con tus manos. La vaselina ayudará a desprender las escamas del cuero cabelludo y será más fácil eliminarlas con el siguiente paso.
  • Pasa un cepillo suave por el cuero cabelludo: Después de aplicar la vaselina, cepilla suavemente la cabecita del bebé con un cepillo específico para recién nacido. Puedes hacerlo varias veces al día, sin necesidad de utilizar un aceite o vaselina en cada ocasión.

Ante cualquier duda, es preferible que consultes con el pediatra. Puesto que existen productos específicos antifúngicos que pueden utilizarse en los casos más severos. Pero en esos caso, el uso de cualquier producto farmacéutico debe estar supervisado por el médico del bebé. Antes de usar cualquier producto que no sea los mencionados, habla con el pediatra para que analice la situación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.