¿Qué hago si mi hijo vomita el medicamento?

En plena época de gripes, resfriados y virus varios que los niños cogen día si día no, muchos padres se encuentran con la difícil tarea de administrar los medicamentos a los pequeños. La mayoría de los niños pone problemas a la hora de tomar la medicación, incluso en muchos casos, terminan por vomitarla. Y esto supone un dilema para los preocupados padres, que no saben qué hacer ante esta situación.

No es lo mismo que le hayas administrado un antiinflamatorio, que un antipirético, que un antibiótico, por ejemplo. Por lo que en caso de que el fármaco sea para tratar alguna enfermedad o patología no común, es importante que te informes con el pediatra para estar segura. En el caso de que el niño vomite un medicamento de los mencionados como uso común, existen unas pautas en relación al tiempo para saber qué hacer a continuación.

Uno de los puntos más importantes que debes conocer, es que la mayoría de los medicamentos que se suelen administrar a los niños, son eficaces en muchas y diferentes dosis. Además, nunca se suele utilizar la cantidad máxima recomendada para cada rango de edad o de peso. Lo que quiere decir, que aunque el niño vomite después de haber tomado el medicamento, es posible que su organismo haya absorbido la cantidad suficiente para que esta pueda ser efectiva.

¿Hay que repetir la dosis si el niño la vomita?

Lo que indican los pediatras en el caso de que el niño vomite la medicación, es que, en función del tiempo que haya pasado desde que lo ha tomado hasta que lo vomita, se tendrá que actuar de una manera o de otra. Esto es porque, el organismo tarda un tiempo mínimo en absorber los componentes del medicamento.

  • El niño vomita nada más tomar la medicina. Si han pasado menos de 15 minutos desde que el niño ha tomado la medicina, su organismo no habrá llegado a absorber nada. Por lo tanto, tendrás que volver a darle la misma cantidad del medicamento.
  • Si el pequeño vomita la medicina entre 15 o 30 minutos después. En este caso, el organismo ha podido absorber una cantidad de la medicación, lo que puede ser suficiente para que esta sea efectiva. Podrías darle la medicina para asegurarte de que haga un efecto completo, pero en este caso, la cantidad sería la mitad.
  • En el caso de que el niño vomite pasados entre 30 y 60 minutos. El organismo ya ha tenido tiempo suficiente para absorber casi con totalidad, los componentes del medicamento. Por lo tanto, en esta ocasión NO tendrías que volver a darle la medicina a tu hijo. No obstante, si al recoger el vómito ves que aparece el color del medicamento, lo que puedes hacer es adelantar la siguiente toma. Si la siguiente le toca a las 8 horas, podrías adelantarla a las 4 o 6 horas.
  • Si el niño vomita después de una hora. El medicamento habrá sido asimilado por completo, por lo que en este caso cumplirá completamente con su efectividad y no será necesario repetir la dosis.

Trucos para evitar que los niños vomiten la medicación

Para poder evitar que el niño vomite la medicina, es necesario conocer la causa. Hay pequeños que nada más ver la medicación vomitan, otros no soportan el sabor, si tienen tos puede aparecer el vomito ante un ataque de esta, etc. Averigua primero cuál es el motivo por el que tu hijo vomita la medicina:

  • Si vomita por el sabor del medicamento, puedes mezclarlo con un poco de zumo de frutas o con yogur. Procura que no sea demasiada cantidad en el caso de que sea algún líquido.
  • Si tiene tos, antes de darle la medicina realiza un lavado nasal y procura que tome bastante agua. Espera que pase el ataque de tos y que el niño pueda respirar correctamente.
  • Si le das la medicina con jeringa, procura colocar la punta en un lateral de la boca. De esta forma, el medicamento no irá a parar a la garganta directamente, evitando que el niño sienta arcadas y aparezca el vómito.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.