Qué hay que hacer para adoptar a un niño en España

Muchas personas se plantean la adopción para poder cumplir diferentes sueños, el deseo de ser padre o madre o el deseo de ofrecer una vida mejor a un niño necesitado, por ejemplo. Pero adoptar a un niño no es una cuestión sencilla, es necesario cumplir una serie de requisitos que dependiendo del país donde se pretende adoptar, son más o menos exigentes.

Hoy vamos a ver cuáles son los requisitos y los pasos a seguir en el caso de que desees adoptar a un niño en España. No obstante, esta es una información general para todo el país, pero en algunas comunidades existen requisitos diferentes, como la obligación de residir en la provincia de origen. Por lo qué, es importante que te informes previamente en los Servicios de Protección de menores de tu Comunidad Autónoma.

¿Quién puede adoptar en España?

Quizá esta sea una de las primeras preguntas que se hacen las personas que se plantean adoptar. Los requisitos en España para adoptar a un menor, son los siguientes:

  • La persona que realice la solicitud de adopción debe tener mínimo 25 años. En el caso de que sea una pareja la que quiera adoptar, solo es necesario que uno de los dos adoptantes cumpla el requisito de la edad.
  • Otro de los requisitos en cuanto a la edad es el siguiente, la persona adoptante no puede superar en 40 años la edad del adoptado. No obstante, existen excepciones cuando se quiere adoptar a niños con necesidades especiales, o a hermanos. Si es una pareja, este requisito sólo se exige en uno de los dos adoptantes.
  • Cuando es una pareja la que solicita la adopción, ya sea matrimonio o pareja de hecho, tiene que existir una convivencia previa de al menos dos años.
  • En España, la adopción de menores es legal en parejas del mismo sexo. Pero es necesario que la pareja esté casada, ya que aún no se contempla la pareja de hecho en el caso de pareja homosexual.
  • Además, se requiere que el adoptante o la pareja que desee adoptar, cuente con una situación económica favorable.
  • También tendrán que pasar por una serie de exámenes psicológicos, con el objetivo de proporcionar un ambiente estable al futuro adoptado.

¿Cuáles son los trámites necesarios para iniciar la adopción en España?

La persona o pareja que cumple los requisitos mencionados, debe presentarse en los Servicios de Protección de Menores correspondiente a su Comunidad. Allí, tendrá que solicitar en primer lugar el certificado de idoneidad. Este es un documento necesario para acreditar que la persona que quiere iniciar un proceso de adopción, cumple con las necesidades requeridas. Este paso es imprescindible, ya que en todo momento se debe proteger al menor y deben quedar asegurados sus derechos fundamentales.

Una vez que se solicita el certificado de idoneidad, comienzan a establecerse una serie de citas,  entrevistas en las que el adoptante o pareja adoptante, tendrá que demostrar que se encuentra cualificada para la adopción de un menor. También se realizarán visitas al domicilio, para comprobar que la residencia es adecuada para la convivencia del pequeño.

También se tendrán que ir entregando diferentes documentos, que se irán solicitando por el personal correspondiente a medida que avance el proceso de adopción. Durante el tiempo que dure todo el proceso, la persona o la pareja adoptante, tendrá que realizar un curso de preparación.

La lista de selección

Si el adoptante supera todo este proceso y logra el certificado de idoneidad, pasa a una lista de selección. Una vez incluido en dicha lista, estará a la espera de ser seleccionado para adoptar a un menor. Cuando se proponga un menor para ser adoptado por esta persona, comenzará el proceso de preadopción. Esto significa que durante un tiempo, el menor estará acogido por la persona que desea adoptarlo.

Pasado un tiempo y si todo transcurre dentro de la normalidad, el personal que dirige este proceso solicitará ante la justicia la adopción. Que finalmente tendrá que ser aprobada por el correspondiente Juez para poder hacerse efectiva. Después de todo este largo proceso, tan solo quedará acudir al Registro Civil para que la nueva familia conste a efectos legales.


Sé el primero en comentar