Qué no puede faltar en una dieta equilibrada

Dieta equilibrada para los niños

Seguir una dieta equilibrada es la clave para asegurarse de tener una buena salud, porque es la única manera de fortalecer el sistema inmunológico. Para que la dieta sea equilibrada, debe contener alimentos de todos los grupos. Aumentando las dosis de ciertos productos muy saludables y reduciendo el consumo de otros alimentos. Durante todo el año es fundamental seguir una dieta equilibrada, pero mucho más en épocas de frío donde abundan los virus y los gérmenes.

Algo que en estos tiempos de era Covid, se hace todavía más necesario para proteger a toda la familia de un posible contagio. Incluso, la alimentación puede ayudar a tener una resistencia mayor frente a este virus tan agresivo. Es decir, aunque es probable que algún momento tanto tú como tu familia pueda contagiarse del coronavirus, tener un sistema inmune fuerte os ayudará a la hora de superar esta nueva y agresiva enfermedad.

Alimentos de todos los grupos, pero en su justa medida

Todos los alimentos son necesarios para que el organismo reciba los nutrientes esenciales, pero es fundamental conocer cuáles aportan las sustancias necesarias en grandes cantidades y cuáles se deben consumir con moderación. Por ejemplo, las frutas y las verduras deben formar la base de alimentación diariamente y estar presente en todas las comidas del día.

La diferencia con otros alimentos que se deben comer con moderación, es que aunque contentan nutrientes esenciales, también aportan otras sustancias que en grandes cantidades pueden resultar dañinas para el organismo. Por otra parte, dentro de cada grupo de alimentos se pueden encontrar productos específicos de mejor calidad nutricional, que son los que deben formar parte de la dieta de toda la familia.

Los alimentos esenciales en una dieta equilibrada

alimentos saludables

 

Frutas y verduras

Estos son los alimentos que deben formar parte de la dieta diaria, cualquier tipo de verdura o fruta ya que todos tienen grandes beneficios nutricionales. Entre otros, minerales y fibra que ayudan a regular el tránsito intestinal, además de ayudar al organismo a absorber los carbohidratos.

Pescados y mariscos

Dentro del pescado, se recomienda el consumo de pescado blanco especialmente para los niños. Aunque no se deben olvidar los pescados azules como el salmón, el atún o la caballa, entre otros. Todos ellos ricos en ácidos grasos Omega3, un nutriente esencial para mantener el sistema inmunitario fuerte.

El almidón

Se trata de una sustancia que proporciona energía y que está considerado como la principal fuente de combustible del cuerpo humano. Los alimentos que contienen almidón, además aportan otros nutrientes como fibra, minerales o vitaminas del grupo B. El almidón se encuentra en los hidratos de carbono, es decir, el pan, las pastas, la patata y tubérculos de la familia de la patata, entre otros muchos.

La carne, clave en una dieta equilibrada

También es muy importante consumir carne, ya que el producto animal aporta nutrientes en cantidades que no se pueden obtener de otros productos. Dentro de los productos cárnicos, es preferible elegir carnes blancas por ser menos grasas y más saludables, aunque es fundamental el consumo de carne roja por el importante aporte de hierro. Muy especialmente en el caso de los niños, ya que un déficit de hierro podría causar anemia y diversos problemas en su crecimiento.

Las legumbres

Deben estar presentes en la alimentación familiar entre 2 y 3 veces por semana. Se trata de un alimento rico en fibra, proteínas de origen vegetal, vitaminas o minerales, entre otras sustancias muy saludables para el organismo.

Los frutos secos

En especial las almendras cuando se trata de los niños. Ya que contienen grandes cantidades de magnesio y calcio, esencial para el desarrollo de los huesos y el cerebro de los niños. Cuando estos son pequeños, deben consumirlos molidos para evitar riesgo de asfixia, como acompañamiento para el yogur, en pasteles caseros o en batido de fruta, sustituyendo la leche por bebida de almendras. Esto no significa que los niños deban dejar de consumir leche diariamente, se trata de una forma de tomar este alimento de forma ocasional y sin peligro para los niños.

Si deseas conocer un poco más a fondo cómo debes organizar el consumo de cada alimento, para planificar una buena dieta equilibrada para tu familia, en este enlace encontrarás la pirámide alimentaria. Además de algunos consejos importantes para comprender cómo aplicarla correctamente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.