Qué nutrientes deben tener las leches de fórmula


Con una correcta nutrición los bebés tendrán un normal desarrollo, físico y mental. Por tanto se debe elegir el método con el que se alimentan. La Organización Mundial de la Salud, y la Asociación Española de Pediatría, recomiendan, siempre que sea posible, la leche materna frente a las leches de fórmula.

Pero en aquellos casos en los que no es posible la lactancia materna, por los motivos que sean, ten la completa seguridad de que la leche de fórmula tiene todos los nutrientes que tu bebé necesita. Lo que no aportará son los anticuerpos, que sólo cada una de las madres puede dar. Te contamos ahora cuáles son los tipos de leches de fórmula que vas a encontrar en el mercado y los nutrientes que aportan.

Leches de fórmula, la alternativa a la lactancia materna

Las leches de fórmula son una solución preparada de forma artificial que ofrece las mismas propiedades nutritivas que la leche materna. Cualquiera de las marcas que vas a encontrar en el mercado ha pasado un estricto control de calidad. Todas ellas buscan ser lo más nutricionalmente parecidas a la leche materna.

En primer lugar va a ser el pediatra quien te aconseje el tipo de leche de fórmula para tu bebé. Él o ella se fijará en las características del bebé y ver sus necesidades. Es posible que tengas que cambiar de leche, ya que no todos los recién nacidos, o los bebés reaccionan de la misma forma. Además v a depender de si la usas como complemento a tu leche materna o sustituyendo al 100% a ésta.

A la hora de elegir una leche de fórmula, asegúrate de que en su fórmula están recogidas las proteínas, dos sustancias suero, y caseína, carbohidratos, vitaminas, ácido fólico, y minerales que necesita el bebé. Además de contar con propiedades antiinfecciosas, antibacteriales y antivirales.

Tipos de leche de fórmula para bebés

Estas leches de fórmula aportan al bebé todos los nutrientes. Su composición está formada por los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas imprescindibles. No hay que olvidar que se elabora con agua, azúcar y que, en su mayoría, se prepara a partir de leche de vaca evaporada o completa.

Entre los tipos de leche fórmula para bebés se pueden clasificar, según su composición en:

  • Leche artificial, es la que está elaborada a partir de leche de vaca. Se le añaden numerosos nutrientes y componentes alimenticios. Se ha evolucionado mucho en su fórmula, para hacerla más digestiva. Contiene más cantidad de hierro, lo que reduce el riesgo de que los bebés tengan anemia. También hay leches de fórmula para bebés prematuros con una composición mayor en calorías
  • Las leches especiales son para aquellos bebés que presentan alguna patología. Hablamos de las leches hidrolizadas e hipoalergénicas, para los bebés que presentan alergia a la proteína de leche de vaca. Leches sin lactosa, útiles cuando se produce una intolerancia transitoria tras un episodio de gastroenteritis o por toma continuada de antibiótico oral. Hay madres que utilizan leches de soja para el bebé, de la que se extrae el componente proteico. Es útil para la intolerancia a la lactosa, la galactosemia y para los padres con un fuerte convencimiento del veganismo.

Tips a tener en cuenta a la hora de elegir

Alimentación con biberón

A la hora de elegir leches de fórmula para alimentar a tu bebé vas a encontrarte con aquellas que se presentan en polvo y otras líquidas, que ya están lista para ser tomada. La principal diferencia, además de su preparación, es el precio. Los bricks suelen ser de medio litro, son completamente estériles y duran entre 24 y 48 horas en la nevera.

Este tipo de leche, la de fórmula, sacia más a los bebés por su composición y a que su digestión es más lenta. Por eso, los pequeños que se alimentan con biberón llegan a necesitar menos tomas que si tuvieran lactancia materna. Esto no significa que estén peor alimentados. Sencillamente necesitan menos frecuencia.

Las leches de fórmula pierden sus propiedades con más facilidad que la materna. La leche que el bebé no se tome, hay que tirarla. En general, las leches de fórmula provocan mayor frecuencia de gases y estreñimiento. Las cacas de los bebés que toman leche de sustitución suelen ser más duras.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.