¿Qué podemos enseñarles a nuestros hijos en el Día Sin Coche?

En muchas ciudades el coche aún sigue siendo indispensable para el día a día. No todos los lugares disponen de un buen servicio de transporte público; a veces los autobuses urbanos o de línea no te llevan donde necesitas y requieres de un coche para desplazarte. Sigue creciendo la venta de vehículos a pesar de que se está intentando promover el uso de medios de transporte más respetables con el medio ambiente. El planeta lo necesita pero a veces no es posible cumplir con él.

Un día al año, en el Día Sin Coche, se ha propuesto darle un respiro a la Tierra. La contaminación proveniente de los vehículos es peligrosa y está dañando nuestra atmósfera. Además las emisiones de CO2 reducen la calidad del aire que respiramos; y empeorará el aire que nuestros hijos respiren en el futuro. Con esta propuesta podemos enseñarles a nuestros hijos la importancia de cuidar el planeta y no sólo eso; podemos enseñarles a usar distintos tipos de transportes públicos que les serán de utilidad para cuando los vayan a precisar.

Vivir sin coche, ¿es posible?

Hay muchas familias que no pueden permitirse tener un coche. O como decisión propia, han rechazado tener un vehículo por su compromiso con el medio ambiente. El mundo del mañana cambiará con los niños del presente. Debemos de dejarles en herencia un pensamiento de recursos sostenibles y renovables; estamos poniéndole fecha de caducidad a nuestra Tierra, dando por hecho que no podemos cambiar lo que ya está establecido como normal.

Nuestros hijos han de conocer las diferentes opciones que tienen y para ello el ejemplo sigue mejor siendo la mayor fuente de aprendizaje disponible. Las escapadas familiares en bicicleta (siempre con seguridad) pueden ser un aliciente para que en su futuro utilicen este medio de transporte para desplazarse a lugares cercanos que no requieran de un medio a motor.

También debemos de hablarles con claridad de lo que está pasando con el medio ambiente; el porqué del cambio climático, cómo perjudica el uso excesivo de motores y porqué es mejor usar el transporte público que un vehículo propio. En definitiva, dejarles un pensamiento positivo acerca de vivir sin coche explicándoles las diferentes alternativas.

Para cambiar el destino de nuestro planeta debemos de empezar por cambiar las mentes que en él habitan. ¡Colabora por el bien de tu hogar!


Categorías

Aprendizaje

Yasmina Martínez

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura, ¡y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *