¿Qué poner en el botiquín de primeros auxilios cuando tienes hijos?

Seguro que no les quitas el ojo de encima a tus hijos, pero aún así, a veces, los accidentes ocurren o sufren de algunas dolencias leves. Por eso, cuando tienes hijos, sobre todo si son muy pequeños, es conveniente disponer de un botiquín de primeros auxilios, que nos permita hacer una cura de emergencia, o administrar algún medicamento básico.

Puedes comprar un botiquín básico a buen precio. En él encontrarás algunos de los artículos esenciales, pero ninguno podrá igualar al botiquín personalizado que tú misma prepares adaptado a las necesidades de tu familia. Por eso hoy te traigo algunas ideas para comenzar a crear tu propio botiquín casero. 

Cómo hacer un botiquín de primeros auxilios

El tipo de botiquín dependerá de tus necesidades y estilo de vida. Hay personas que tienen un botiquín grande en casa y alguno más pequeño para llevar en el coche o en el bolso. En principio, cualquier caja de metal o plástico que cierre herméticamente, y sea fácilmente transportable puede servir.

Es importante que mantengas el botiquín fuera del alcance de los niños y lejos de fuentes de calor y humedad. Asimismo, deberás revisar periódicamente el estado, fechas de caducidad y organización de los medicamentos y productos que contenga.

¿Qué debe contener un botiquín para niños?

  • Suero fisiológico en monodosis para limpiar heridas, ojos o mucosas.
  • Guantes
  • Gasas para cubrir heridas o quemaduras
  • Esparadrapo hipoalergénico y tiritas
  • Antisépticos como clorhexidina, agua oxigenada o alcohol de 70.
  • Jabón neutro o antiséptico para la higiene de zonas lastimadas o heridas.
  • Tijeras y pinzas para extraer astillas, garrapatas u otros objetos clavados en la piel.
  • Medicamentos analgésico o antipiréticos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno.
  • Termómetro para medir la temperatura corporal.
  • Cremas antiinflamatorias a base de árnica para golpes o magulladuras.
  • Cremas antihistamínicas o con corticoides por si hay alguna picadura de insecto.
  • Sueros de rehidratación oral por si se da alguna gastroenteritis.
  • Pomada para quemaduras e irritaciones.

Además de todo lo mencionado, es recomendable tener a mano los números de teléfono de los servicios de emergencias como ambulancias, bomberos, policia, centro de intoxicaciones, etc.

Estas son solo algunas sugerencias básicas para que comiences a crear el botiquín familiar. Seguro que a ti se te ocurren muchas cosas más que sean necesarias para tus hijos y vuestro estilo de vida. Un buen botiquín es imprescindible para pequeñas curas o enfermedades leves, pero también lo es para mantener la situación controlada hasta que lleguemos  a urgencias o nuestro hijo pueda ser visitado por un médico.


Categorías

Salud

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.