Qué significa criar con sentido común

La expresión «tener sentido común» hace referencia a la capacidad de juzgar con razonamiento ciertas cuestiones de la vida diaria y saber actuar de forma acertada. Esta frase se utiliza de forma cotidiana, para expresar los conocimientos que se crean en base a las creencias populares. Conocimientos que se comparten en una comunidad y que se dan por válidos.

En definitiva, el sentido común se entiende de alguna manera como en dejar de pensar. Dejar de buscar la manera más pedagógica y tomar el camino de la sabiduría popular. Algo que en muchas culturas se aplica en todos los ámbitos de la vida cotidiana, especialmente en el de la crianza. La experiencia de otras mujeres, es la que marca la mejor forma de criar a los niños y así se toma de forma natural, es decir, se trata de criar con sentido común.

Criar con sentido común

Todas las personas no tienen la misma capacidad para actuar según el sentido común. Aquellos que tienen una visión más crítica de la vida, los que buscan la explicación lógica de las cosas o la solución real según los libros, no pueden aceptar la sabiduría popular como válida en todos los sentidos. Cuando esto se aplica a la crianza, puede darse el caso de madres que necesitan leer todo lo relacionado con el tema. Aquellas que no dan un paso sin antes haberse informado y estudiado a fondo la situación.

Criar con sentido común

Las personas que tienen capacidad de actuar con sentido común, tienen mayor facilidad para aplicarlo a la crianza. Por ejemplo, todo el mundo sabe que la lactancia materna es el mejor alimento para un recién nacido. Hoy en día se utiliza esta afirmación hasta en los anuncios de leche de fórmula que se ven en televisión, por lo que no es difícil creer en ello. Sin embargo, es algo que se ha hecho durante toda la vida y por sentido común, se sabía que la lactancia materna era lo mejor para los bebés.

Por lo tanto, criar con sentido común puede entenderse como una forma de hacer las cosas según las creencias populares. Según lo que ya se conoce y se da por bueno, basado en el ejemplo y la experiencia de otras madres. No se trata de no hacer caso a de las opiniones de los especialistas, porque de ellos también se nutre el sentido común. Se trata de escuchar lo que te dice tu propio instinto.

Sobre lo que tu cuerpo te dice que debes hacer cuando tu bebé llora. Tomarlo en tus brazos hasta que se calme en lugar de seguir cualquier método de crianza. Sobre las veces que debes ponerlo al pecho en lugar de pensar en horarios o normas establecidas y genéricas que no sirven para todos por igual. En definitiva, se trata de una forma de crianza respetuosa, escuchando y atendiendo a las necesidades de cada bebé.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.