Qué son las contracciones

Qué son las contracciones

Toda mujer durante su embarazo tendrá las esperadas contracciones que indicarán el indicio de un posible parto. Las contracciones de Braxton Hicks pueden llegar a manifestarse, pero no son las encargadas de provocar el nacimiento del bebé.

A medida que el embarazo se desarrolla muchas mujeres experimentarán infinidad de sensaciones. Poder saber diferenciar cada uno de los cambios o detectar cualquier indicio será clave para determinar de qué forma tiene que valorar su estado. Conocer la forma en que se manifiestan las contracciones tendrá importancia para diferenciar si se está de parto o no.

¿Qué son las contracciones?

Son los movimientos involuntarios que se producen en la zona del útero que pueden indicar el indicio de que se produzca el nacimiento del bebé. La madre notará una fuerte presión en toda su barriga que irá acompañada de forma rítmica de una pausa o relajamiento.

El útero formará todo el saco muscular que envuelve el feto. Hará la función de contraerse o endurecerse para poder preparar el trabajo de la expulsión del bebé. Si esto ocurre de manera temprana puede indicar que se trate de un parto prematuro. De otra forma, cuando no son de gran intensidad o no son rítmicas puede tratarse de contracciones Braxton-Hicks.

Para poder diferenciar unas contracciones de otras, hay que reconocer que las contracciones de parto se realizarán de forma rítmica. La intensidad de este movimiento será cada vez mayor y se producirán entre 3 contracciones cada 10 minutos. Se notará un dolor fuerte en la zona suprapúbica que irradiará a la zona lumbar y podrá manifestarse durante horas.

Qué son las contracciones

¿Por qué se producen las contracciones?

A la hora del parto se activan una serie de mecanismos que conjuntamente ayudarán a que se produzca el momento esperado. Durante este instante las hormonas son una de las partes responsables para dar cabida al nacimiento del bebé y sus contracciones.

La oxitocina es la hormona más conocida en el momento del parto. Será la encargada de favorecer la entrada del calcio hacia las células y estará incluso presente durante la lactancia. Es la encargada de que se produzca la contracción muscular.

Los estrógenos ayudarán como receptores del resto de hormonas y será una proteína esencial para la contracción muscular. La progesterona estará presente durante el embarazo, pero no en el parto. Su nivel bajará cuando llegue el momento y durante la gestación será la responsable de impedir que hay contracciones fuera de lugar.

Las prostaglandinas también son igual de importantes que la oxitocina. Se forman dentro de las membranas de la placenta y estarán presente en el mismo útero, envolviendo al feto.

Todas y cada una de estas hormonas tienen una función diferente y son primordiales para que se desencadene el nacimiento del bebé. Durante este proceso el cuello del útero comenzará a ser más corto y a dilatarse en una gran proporción para que pueda dar salida al feto. También las contracciones harán que se produzca el avance del bebé hacia el canal pelviano, modificándose el cuello del útero y los huesos de la pelvis. De esta forma y con el empuje de la madre se producirá y facilitará la expulsión.

Qué son las contracciones

Las contracciones Braxton-Hicks

Este tipo de contracciones también son provocadas por la hormona oxitocina. Esta hormona al estar presente durante todo el embarazo también hará que se produzcan estos movimientos involuntarios. Se pueden crear al estar mucho tiempo de pie, al hacer una gran presión en la barriga o sin nada aparente.

Aparecen y no llegan a ser muy dolorosas e incluso no llegan a ser rítmicas por lo que no habrá que preocuparse. Las contracciones pueden aparecer a lo largo del embarazo e irán en aumento en las últimas semanas de embarazo. Cuando llegue el momento esperado se diferenciarán a las del parto porque serán mucho más intensas y comenzarán con un ritmo de presión y relajación. Para poder aliviar las falsas contracciones tan solo habrá que relajarse y descansar para que se detenga su movimiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.