Qué son las plaquetas

Qué son las plaquetas

Las plaquetas son uno de los principales componentes para el correcto funcionamiento de la sangre y de nuestro organismo. Están presentes en la sangre y su función es la de reparar todas las partes dañadas que se producen dentro del cuerpo, con el fin de detener el sangrado.

La sangre es un tejido líquido y fundamental para nuestro cuerpo. Circula dentro de nuestros vasos sanguíneos y transporta una gran cantidad de sustancias, las más principales son los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

¿Qué son las plaquetas?

Las plaquetas también se denominan trombocitos. Son unas células que se encuentran en la sangre y cómo función principal se responsabilizan de la coagulación sanguínea. Las plaquetas se originan a partir de los megacariocitos, una célula gigante que se rompe y da vida a cientos de plaquetas. Los megacariocitos son creados en la médula ósea y hacen que pasen las plaquetas al torrente sanguíneo.

Las plaquetas no tienen núcleo, por lo que no podrán reproducirse, y de ahí su período de vida ronda entre 9 a 10 días dentro del organismo.  Las plaquetas cuando envejecen o se dañan serán eliminadas por la circulación sanguínea a través del bazo.

Funciones de las plaquetas

La sangre de una persona tiene una composición aproximada de un 45% de glóbulos rojos y un 1% de glóbulos blancos. El porcentaje de plaquetas es todavía inferior a los porcentajes descritos y aún así toman parte de una gran responsabilidad.

Las plaquetas ayudan a protegernos de todos los cortes sangrantes o cualquier tipo de hemorragia. Tienen la función de taponar la parte lesionada de esos vasos sanguíneos para poder detener la salida de la sangre. Incluso ayudan a que se produzca una coagulación para que se produzca ese taponamiento y sea mucho eficaz el refuerzo.

Qué son las plaquetas

Un glóbulo rojo, un glóbulo blando y en verde una plaqueta. Foto extraída de Wikipedia

Problemas asociados

Para que se asocie un problema con las plaquetas tendrá que venir asociado por la reducción en su número o aumento desmesurado. La cifran en número oscilará entre los 120.000-140.000 y no superando los 400.000-440.000 plaquetas por microlitro. Cuando existe un desequilibrio de estas cifras de forma repetitiva hay que hacer una investigación para descubrir su causa.

Un aumento de las plaquetas

El aumento anormal en su número puede derivar a trombocitemia esencial. La médula ósea fabrica un gran número de plaquetas sin haber encontrado ningún tipo de trastorno. Cómo respuesta se observará un sangrando excesivo y por lo tanto la coagulación no se producirá. En este caso se suele prescribir un medicamento para disminuir el número de plaquetas.

La trombocitosis reactiva es otro trastorno producido en este caso por otro tipo de trastorno. La médula ósea produce un gran número de plaquetas producido por algún tipo de infección o alteración, como puede ser una artritis reumatoide, deficiencia de hierro, alguna enfermedad intestinal o un cáncer. Sus síntomas no suelen provocar una coagulación excesiva ni una excesiva hemorragia. Tampoco lleva ningún tipo de tratamiento, pero sí tratar la enfermedad que le subyace.

Una disminución de plaquetas

Pueden ser muchas las causas de la disminución de las plaquetas. Se denomina trombocitopenia y sus síntomas pueden ser igualmente la no coagulación normal de una herida, aunque en la mayoría de los casos no suele haber una alteración.

Qué son las plaquetas

Síntomas generales de una alteración

La piel puede darnos la evidencia de algún tipo de alteración en el número de plaquetas. Las hemorragias son el aviso de estos síntomas dónde se pueden manifestar en un sangrado excesivo de las encías, en heces y en la orina. Las mujeres pueden tener grandes pérdidas en su menstruación y también pueden aparecer hemorragias nasales abundantes.

Aparecen manchas rojas en la parte inferior de las piernas, incluso un pequeño golpe, lesión o pinchazo puede provocar moretones de color negro azulado (equimosis o púrpura). Cuanto más bajo sea el número de plaquetas, mayor serán los síntomas que se puedan producir.

Para poder diagnosticar el mejor pronósticos hay que acudir al médico de cabecera para que pueda hacer una análisis de sangre (hemograma completo) y observar si hay una alteración en el número de plaquetas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.