¿Qué son los loquios?

Tanto si has tenido un parto natural como si fuera por cesárea, es muy común que después del parto se produzcan pérdidas vaginales conocidas como loquios. Esta secreción contiene sangre, moco y tejido placentario y suele durar entre 4 y 6 semanas.

A lo largo de los primeros días, los loquios tienen una tonalidad rojiza, unidas de coágulos de sangre. Posteriormente, este flujo va reduciendo su cantidad, convirtiéndose en acuoso, amarillento o blanquecino, compuesto de glóbulos blancos y células de las paredes del útero.

Si las pérdidas sanguíneas se mantienen originándose de forma abundante y/o despiden mal olor, tras los primeros quince días, es recomendable acudir al especialista, porque puede ser síntoma de una infección.

Durante este tiempo no es recomendable el uso de tampones, ya que podría producirse infecciones. Lo mejor es colocarse compresas de gran tamaño e ir renovándolas a menudo. Durante este período, lo ideal para la mujer es estar tranquila, descansar lo máximo posible y evitar esfuerzos.


Categorías

Salud
Etiquetas ,

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *