Qué son los pródromos de parto

prodromos de parto

Ufff… cuán difícil es para una madre primeriza detectar los síntomas de parto. Más difícil aún con las falsas alarmas, las contracciones que preparan al útero para el posterior parto y todo el arsenal de dolores e inconvenientes que muchas mujeres sufren durante esos 9 meses. Entre otras, están los pródromos de parto.

¿Habéis escuchado alguna vez este término? pródromos de parto. Es sin dudas una palabra poco frecuente y tradicional. Proviene del griego, de la palabra «pródrmow”, que significa el predecesor de un evento. Y la relación entonces aparece como más obvia: pues habla de ciertos síntomas que aparecen antes del parto. Pero no se trata de cualquier síntoma sino de ciertas sensaciones específicas sobre las que vale la pena investigar.

Pródromos de parto: alertas

Los pródromos de parto son importantes en la vida de una embarazada pues funcionan a modo de alerta. Se trata de los signos y síntomas que avisan que el momento del parto está cerca. Es difícil establecer un patrón único para describir estos signos ya que varían de mujer en mujer. Quizás es importante saber que lo primero y más importante es tener un registro del propio organismo y ese sexto sentido que nos alerta de que algo «está diferente» en nuestro cuerpo. Cierta intuición que obliga a estar atenta al organismo o bien realizar una consulta médica.

prodromos de parto

Los pródromos de parto pueden aparecer algunas semanas antes o bien sentirlos tan sólo algunas horas previas al parto. En ocasiones es el desconocimiento el que hace que una mujer no registre estos síntomas, en especial si se trata de embarazos en los que se ha sentido dolor o molestias a lo largo de los 9 meses. En esos casos, el umbral de dolor puede que esté corrido y por esta razón no se detectan los síntomas de los pródromos de parto.

El más evidente es sin dudas una serie de contracciones que no son las de parto pero tampoco son las falsas contracciones de Braxton Hicks, sobre las que hemos hablado en otras ocasiones. Son unas contracciones dolorosas que no son de parto pues no están dilatando el cuello del útero sino comenzando a accionar para ir borrándolo. Mientras que las contracciones de parto son rítmicas, progresivas e intensas, las típicas de los pródromos son molestas son irregulares y permiten que el cuello del útero comience a ablandarse para así desdibujarse y dar lugar a la dilatación.

Más allá de los doloers, lo que te ayudará a distinguir entre los pródromos de parto y las contracciones de parto es la periodicidad de las mismas. Cuanto las mismas aparezcan de manera regular, dos o tres contracciones intensas de una duración aproximada de un minuto cada 10 minutos estás en trabajo de parto. Si esto no ocurre hablamos de esta etapa anterior.

Conocer el cuerpo

Luego de un primer parto, es más fácil distinguir un síntoma de otro. Pero la primera vez todo cambio es síntoma de alarma. Una de las formas en las que puedes registrar si se trata del momento del parto o bien de los pródromos de parto es prestar atención a la forma en la que aparece el dolor. En este caso, se sienten espasmos en la zona inferior del abdomen que puede extenderse a la zona de las ingles. Pero además hay una variación en la duración ya que estas contracciones duran entre 15 y 20 segundos, es decir que son más cortas que las contracciones de parto.

Otro punto de guía para saber de qué se trata es que si mueves el cuerpo y cambias de posición notarás cierto alivio, algo que no ocurre cuando se trata de contracciones de parto. En el caso de los pródromos de parto, frenan al descansar o cambiar de posición. Por último, es común que estas contracciones vengan asociadas a otros síntomas como puede ser la pérdida del tapón mucoso,  el ablandamiento del cuello uterino , el descenso del abdomen y mayor sensibilidad en algunos casos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.