Razones para seguir la crianza con disciplina positiva

disciplina positiva nene

En estas últimas semanas os he estado hablando sobre la crianza con apego y es que realmente considero que es una crianza que todas las personas deberíamos seguir al menos los primeros años de vida de nuestros hijos para que sientan como sus padres les quieren y les dan todo el amor que necesitan para desarrollarse adecuadamente. La crianza con apego se basa en el contacto y en el respeto por las necesidades de los niños, anteponiendo lo que ellos necesitan en cada momento para garantizar su buen desarrollo físico y emocional.

Cuando los niños crecen y la crianza de apego ya está afianzada en la familia, es necesario pasar a la disciplina positiva donde los niños son protagonistas de los aprendizajes diarios y donde el refuerzo positivo, la motivación y la activación de una buena autoestima son necesarias para que los niños aprendan todo lo necesario para poder seguir desarrollándose en todos los ámbitos de su vida.

Los padres deben tratar a sus hijos de la manera en que a ellos les gustaría ser tratados. La disciplina positiva es una filosofía de vida integral que tiene como objetivo animar a los niños y a los adolescentes a ser responsables y respetuosos siéndolo primero con ellos en base al ejemplo. La disciplina positiva tiene como base el amor y el respeto, cosas que fortalecerán la relación entre los padres y los hijos, mientras que una disciplina estricta donde se abusa de la autoridad y del castigo debilita esta conexión, hasta tal punto que los hijos y padres pueden acabar siendo completamente desconocidos.

disciplina positiva madre e hijo

Qué pasa si no tienes en cuenta la disciplina positiva

A continuación quiero hablarte sobre algunos motivos para educar a tus hijos a través de la crianza con apego y disciplina positiva para que puedan criarse en un ambiente lleno de amor, respeto y que sea esto lo que aprendan para poder desarrollarse de forma emocional de la mejor forma posible.

  • Respeta los miedos que puedan tener tus hijos en su desarrollo, si te ríes de sus miedos (normales en el crecimiento) le estarás creando sentimientos de vergüenza y humillación.
  • No hagas que tu hijo te tema con valores estrictos porque eso solo conduce a un riesgo de comportamiento antisocial en el futuro, incluyendo la práctica de delincuencia y el consumo de drogas.
  • Nunca golpees a tus hijos porque esto sólo le estará enseñando que él también puede hacerlo en otro contextos y además le estarás creando problemas emocionales y de comportamiento.
  • Si en casa tienes una disciplina estricta o violenta enseñará a los niños a que la violencia es la única forma para resolver los problemas con los demás.
  • Las conductas manipuladoras o controladoras hará que se pierda la confianza entre padres e hijos y esto podría dañar seriamente la relación entre padres e hijos.

Entiende a tu hijo entendiéndote a ti primero

Es muy importante que los padres sean capaces de pensar en cómo se comportan con sus hijos y que lo analicen con sus experiencias en la infancia, pensar en cómo podría impactar negativamente en la educación de sus hijos en base a su propia vida. En este sentido resulta muy importante buscar ayuda de un profesional si no se sabe cómo encauzar en el hogar la disciplina positiva.

African American Family WIth Girl Riding Bike & Happy Parents

Crea un buen vínculo padre e hijos con confianza

La confianza con los hijos se forma desde que el niño nace, cuando los padres se reúnen constantemente para poder satisfacer las necesidades físicas y emocionales de su bebé. En la disciplina positiva se necesita aplicar técnicas como la prevención de conflictos, el desvío de atención ante conductas inapropiadas y guiar a los niños para alejarse del peligro o afrontar las situaciones que producen temor o ansiedad.

Ayuda a entender el mundo

Es necesario que los padres ayuden a sus hijos a explorar el mundo a través de sus ojos, que los padres muestren empatía con sus hijos y entienda cómo pueden experimentar las diferentes sensaciones, además deberán dejarles entender las consecuencias naturales de sus actos para que los pequeños aprendan de forma natural lo que ocurre a su alrededor.

disciplina positiva

Entenderás sus conductas

Cuando un niño tiene un comportamiento inadecuado siempre habrá una necesidad más profunda detrás que será necesario encontrar para comprender y actuar sobre ella, sólo de este modo se podrá ayudar al niño a encontrar el bienestar emocional que tanto necesita. 

Tú eres su ejemplo

Es importante que nunca pierdas de vista que los niños aprenden con el ejemplo de sus padres y por eso es necesario que te esfuerces por ser el mejor modelo de acciones y relaciones positivas con los demás que te rodean. Lo que tú hagas o digas será el mayor maestro para tu hijo/a.

Si reaccionas ante una situación referente a tus hijos con mucho estrés, ansiedad, ira, dolor o reacciones desproporcionadas podrías causar daño a la relación de forma permanente y costará tiempo volver a conectar emocionalmente con tus hijos. En este sentido es absolutamente necesario que los padres sean capaces de controlar las emociones negativas ante cualquier situación delante de los hijos (a cualquier edad). Es necesario utilizar la empatía y el respeto en todo momento para poder mantener una relación positiva.

Deberás crear un entorno positivo, donde la comunicación, la empatía y la asertividad sean los principales protagonistas. Nunca obligues a tu hijo a pedir disculpas hasta que no esté preparado para hacerlo, ofrece opciones para que pueda elegir qué hacer en un momento determinado e intenta comprender siempre las emociones fuertes… recuerda que eres su guía.

disciplina positiva nenas

Principios para la disciplina positiva

Si tanto tú como el entorno más cercano utilizan la disciplina positiva para ayudar a los niños y adolescentes en su educación, podrás darte cuenta cómo todo merecerá la pena. Es necesario seguir estos principios sobre la disciplina positiva para que los hogares puedan educar con unos valores positivos:

  • Ayuda a tu hijo a sentir su conexión con la familia y el entorno más cercano.
  • Ayuda a tu hijo a sentirse importante.
  • Fomenta el respeto mutuo con firmeza y con suavidad al mismo tiempo. Ser flexible es el secreto.
  • Ten en cuenta siempre lo que tu hijo piensa, siente, aprende y decide sobre sí mismo para saber qué hacer y cómo guiarle en el futuro.
  • La enseñanza de habilidades sociales y para la vida son imprescindibles que los enseñes cada día (el respeto, el cuidado por los demás, la comunicación, la cooperación y la resolución de problemas).
  • Anima a tu hijo a saber todo su potencial y sus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *